Ir a contenido

TORMENTA POLÍTICA EN AUSTRALIA

Dimite el viceprimer ministro de Australia acusado de acoso sexual

Barnaby Joyce tira la toalla por un segundo escándalo tras resisitir las presiones por su relación con una empleada

El Periódico

Barnaby Jones, viceprimer ministro de Australia, anuncia su dimisión a la prensa

Barnaby Jones, viceprimer ministro de Australia, anuncia su dimisión a la prensa / STRINGER (Reuters)

El viceprimer ministro australiano, Barnaby Joyce, ha anunciado este viernes que dimitirá el lunes de su cargo en el Ejecutivo y al frente del Partido Nacional tras una acusación de acoso sexual. Joyce ha optado por abandonar ante este segundo escándalo, después de haber resistido las presiones en las últimas semanas por su relación extramatrimonial con una exempleada. 

"Ya he informado de esto al primer ministro en funciones y a mis colegas", ha declarado Joyce en una rueda de prensa televisada. El dirigente, no obstante, ha precisado que mantendrá su acta de diputado. 

Derecho a defenderse

La decisión ha sido anunciada después de que su formación, el Partido Nacional, que goza de fuerte arraigo entre los sectores conservadores de las zonas rurales del país, confirmara el martes la recepción de una queja por un supuesto caso de acoso sexual contra Joyce, que niega la acusación. 

"He solicitado, por el derecho de la persona que formuló esta acusación y por mi derecho a defenderme, que el caso sea investigado por la policía", ha señalado el viceprimer ministro, de 50 años, católico y padre de cuatro hijos. 

La posición de Joyce, conocido defensor de los valores familiares y opositor de los matrimonios entre personas del mismo sexo, empezó a ser cuestionada a principios de mes tras conocerse su relación con su ex jefa de prensa Vikki Campion, de 33 años, con la que ahora espera un hijo. 

El viceprimer ministro también recibió críticas por la promoción de Campion en el partido y por mudarse con ella a una mansión cedida gratuitamente por un donante de la formación, lo que podría suponer una violación de sus obligaciones como ministro. 

Nueva norma

El Partido Nacional, del que Joyce era líder, forma parte del Gobierno de coalición de Malcolm Turnbull, de los Liberales de centroderecha, quien ante el escándalo desatado por el primer caso prohibió la semana pasada las relaciones sexuales entre ministros y sus subalternos. Asimismo, Turnbull pidió a su ya ex número dos que se tomara una semana de descanso para evitar que asumiera la jefatura del Gobierno en funciones mientras él está de gira por Estados Unidos. 

"No estoy aquí para predicar moral", declaró entonces Turnbull a los periodistas en Camberra, aunque aseguró que "es inaceptable en el 2018 que un ministro tenga relaciones sexuales con alguien que trabaja para él". Joyce aguantó la presión hasta que la denuncia por acoso, de la que por el momento se desconocen los detalles, le ha llevado a la dimisión.

0 Comentarios
cargando