Ir a contenido

CRISIS EN UN PAÍS AFRICANO

Zuma cede y dimite finalmente como presidente de Sudáfrica

El Congreso Nacional Africano, el partido que lideró Mandela, le había dado un ultimátum para renunciar o someterse a una moción de censura

La decisión pone fin a un polémico mandato marcado por los escándalos políticos y económicos

El Periódico / Johannesburgo

Zuma se dirige al país en una alocución desde la sede gubernamental, en Pretoria, el 14 de febrero.

Zuma se dirige al país en una alocución desde la sede gubernamental, en Pretoria, el 14 de febrero. / AP / THEMBA HADEDE

Jacob Zuma ha anunciado finalmente este miércoles que acepta dimitir como presidente de Sudáfrica en cumplimiento de las órdenes de su propio partido, el Congreso Nacional Africano (CNA), que le había dado un ultimátum para renunciar y poner fin así a un mandato de nueve años en el poder plagados de escándalos políticos y económicos .

Pese a manifestarse en "desacuerdo" con la resolución del CNA, Zuma ha comunicado su decisión final en un discurso en televisión poco antes del fin del plazo. El CNA le había conminado a dimitir por sus casos de corrupción o someterse a una moción de censura en el Parlamento en la que no tendría su apoyo.

En una alocución de 30 minutos dirigida a la nación, Zuma ha señalado su disconformidad por la forma como el CNA ha forzado su salida anticipada después de la elección de Cyril Ramaphosa como presidente del partido el pasado diciembre, pero ha afirmado que aceptaba sus órdenes.

Miembro disciplinado

“He llegado a la decisión de dimitir como presidente de la república con efectos inmediatos”, ha manifestado Zuma. “Aunque estoy en desacuerdo con la decisión del liderazgo de mi organización, siempre he sido un miembro disciplinado del CNA”, ha añadido.

El partido gobernante, hegemónico en Sudáfrica desde la época de Nelson Mandela, había asegurado que la moción para apartarle se votaría este jueves. “Ninguna vida debe perderse en mi nombre. Y tampoco se debe dividir al CNA en mi nombre”, ha dicho Zuma.

El CNA, que sustituyó a Zuma como líder del partido en diciembre por el vicepresidente Cyril Ramaphosa, le ordenó renunciar como presidente el martes. Al no hacerlo el miércoles, el CNA anunció que apoyaría una moción de la oposición en el Parlamento para echarle del poder.

La dimisión de Jacob Zuma acaba con la carrera de este exluchador de la resistencia contra el ‘apartheid’. Zuma, de 75 años, era también conocido por sus cuatro mujeres, por su lengua afilada y por un mandato marcado por casi una década de escándalos que han polarizado la ‘Nación del Arco Iris’ de Mandela.

Década tumultuosa

El debate sobre la salida prematura de Zuma, que tenía mandato hasta el 2019, se había intensificado en los últimos días detonado por su mala imagen y por los graves escándalos de corrupción que le rodean. El ya expresidente está implicado en numerosas acusaciones, incluidos casi 800 cargos por corrupción relativos a contratos de armas de finales de los 90 o las investigaciones por haber usado el Estado para favorecer a empresarios afines con concesiones públicas millonarias.

En su tumultuosa década en el poder, Zuma sobrevivió a varias mociones de censura, a múltiples acusaciones de corrupción y a protestas callejeras contra su gestión. Algunos de los escándalos en los que se vio involucrado estallaron incluso años antes de acceder a la presidencia del Gobierno, en el 2009. Mientras era vicepresidente del CNA, Zuma fue acusado de violar a Fezekile ‘Khwezi’ Kuzmayo, hija seropositiva de un amigo suyo encarcelado con él en Robben Island durante la era del ‘apartheid’. Fue absuelto en el 2006, pero también ridiculizado por las masas tras afirmar que se duchaba después de mantener relaciones sexuales para reducir el riesgo de contagio del VIH.

Temas: Sudáfrica

0 Comentarios
cargando