Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Turquía ataca por aire y por tierra un cantón kurdo en el noroeste de Siria

Cazas F-16 turcos bombardean diversos objetivos en la provincia de Afrín, controlada por las milicias kurdas de las YPG, a las que Ankara considera "terroristas"

El Periódico / Estambul

Densa humareda en el lado sirio de la frontera causada por los bombardeos contra posiciones de las YPG en Hassa, cerca de Hatay, en el sur de Turquía, el 20 de enero.

Densa humareda en el lado sirio de la frontera causada por los bombardeos contra posiciones de las YPG en Hassa, cerca de Hatay, en el sur de Turquía, el 20 de enero. / AFP / BULENT KILIC

Turquía ha iniciado este sábado su anunciada ofensiva terrestre y aérea contra las milicias kurdas de las YPG, que controlan el cantón kurdo de Afrín, en el noroeste de Siria. Aviones de combate turcos han empezado a bombardear allí posiciones de las YPG -que Ankara considera "terroristas"-, mientras la artillería disparaba obuses contra ellas desde el otro lado de la frontera, en una operación vista con inquietud desde Washington y que abre un peligroso nuevo frente en la guerra civil siria.

"En este momento ha empezado una operación aérea para eliminar a los elementos del PKK / PYD y del Estado Islámico (EI) en Afrín", confirmó el primer ministro turco, Binali Yildirim, utilizando las siglas habituales para referirse a las Unidades de Protección Popular (YPG), que Ankara considera la rama siria del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que mantiene la insurgencia armada en el sudeste de Turquía desde hace más de 30 años.

Según la agencia Anadolu, cazas turcos F-16 bombardearon un punto de observación de las YPG, y las explosiones se pudieron oír desde Turquía, además de poder observarse las columnas de humo causadas por el impacto. Las Fuerzas Armadas turcas confirmaron el inicio de la Operación Rama de Olivo contra Afrín "con el objetivo de asegurar la estabilidad y la seguridad fronteriza y regional". "Se trata de neutralizar a los grupos terroristas del PKK-PYD-YPG y del Estado Islámico y salvar de la opresión al pueblo amigo y hermano de esta zona", afirmaron en un comunicado.

Unidades del Ejército Libre de Siria

Según Anadolu, la artillería situada en el lado turco de la frontera disparó 15 obuses desde posiciones en la provincia de Hatay, desde el municipio de Kirikhane, y otros 10 desde la provincia turca de Kilis, más al norte. Al mismo tiempo, unidades del Ejército Libre de Siria (ELS), la milicia siria aliada con Turquía, avanzaron hacia Afrín, inicialmente sin encontrar resistencia. Las unidades del ELS habían sido transferidas desde otras zonas de Siria e iniciaron el ataque, avanzando con blindados desde varios puntos de la frontera turca, partiendo tanto desde Kilis como desde Hatay.

El responsable de Relaciones Exteriores de Afrín, Suleimán Yafa, confirmó a Efe que la aviación y la artillería turcas están bombardeando el centro de la ciudad de Afrín y varias localidades de los alrededores. Según Yafa, que calificó los bombardeos de "intensos", las otras poblaciones alcanzadas son Gazawiya Yalame, en el sur de la región.

Situación confusa

El coordinador general de la Alianza Democrática Nacional Siria, Ahmad Afrach -cuya formación política integra el sistema federal autoproclamado por partidos kurdos y de otras minorías en el norte sirio- aseguró que los bombardeos han causado hasta ahora seis heridos. Afrach, que no descarta que pueda haber fallecidos, ya que la "situación es confusa" y los bombardeos continúan, precisó que entre los heridos hay dos menores de 9 y 11 años.

Por su parte, el analista político Rizan Hadu, vecino de Afrín, aseguró que los aviones han tenido como blanco distintas zonas residenciales, por lo que "no hay sitio donde resguardarse".

La operación militar turca inquieta especialmente a EEUU, ya que las YPG constituyen uno de sus principales aliados en la guerra contra el EI y han jugado un papel esencial en la expulsión del grupo yihadista de sus principales feudos en Siria. Pero también a Rusia, que este sábado ha declarado su "preocupación" y ha pedido "contención" a Ankara, mientras el ministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdal, afirmaba el jueves que la aviación siria abatiría cualquier caza turco que penetrara en su espacio aéreo.

0 Comentarios
cargando