Ir a contenido

DOCENAS DE DENUNCIAS

La policía china investiga terribles abusos en una guardería en Pekín

Los pequeños presentaban marcas de pinchazos y relataban que les daban pastillas antes de dormir la siesta

Un niño y su padre a la entrada de una guardería en Pekín.

Un niño y su padre a la entrada de una guardería en Pekín. / Jason Lee / Reuters

La policía china investiga en una guardería infantil de la ciudad de Pekín un posible caso de abuso de menores después de que los padres encontraran señales de pinchazos en el cuerpo de sus hijos, informó la prensa local.

Docenas de padres se quejaron de que sus hijos podrían estar siendo objeto de abusos, incluso sexuales, después de encontrar marcas de agujas y de confirmar con ellos que frecuentemente se les suministraban unas pastillas blancas desconocidas.

"Mi nieto tiene tres años y medio. Encontramos marcas de agujas en sus muslos y su trasero. Estoy muy enfadado y literalmente temblando", manifestó el abuelo de una de las presuntas víctimas al diario local The Beijing News.

El niño le contó que su maestro le amenazó con darle "un golpe" sino "dormía una siesta".

Otro de los niños relató que les daban pastillas blancas antes de la hora de la siesta todos los días.

Análisis de las cámaras de seguridad

Todos los casos denunciados pertenece a menores de la misma clase, una guardería de la multinacional RYB en el área de Guanzhuang del distrito de Chaoyang.

Las investigaciones no han ofrecido ninguna conclusión y se están analizando los vídeos de las cámaras de seguridad, según contó la policía.