Ir a contenido

Terrorismo en África

Al menos 50 personas muertas en un atentado en una mezquita de Nigeria

El ataque, uno de los más mortíferos del último año, es obra de Boko Haram

El Periócico

Víctimas de un atentado de Boko Haram en Nigeria el 16 de noviembre del 2017.

Víctimas de un atentado de Boko Haram en Nigeria el 16 de noviembre del 2017. / AFP

Al menos 50 personas han muerto el martes en un atentado suicida en una mezquita en el noreste de Nigeria, en la región de Adamawa.  Fuentes policiales han insistido en que el número de víctimas mortales podría aumentar porque el número de heridos graves es muy elevado. Se trata de uno de los atentados más mortíferos del último año.

Los primeros indicios apuntan a que el autor del ataque, un adolescente, era miembro del grupo yihadista Boko Haram y un desconocido para la gente de la zona. El atentado tuvo lugar en Dezala, una comunidad en el término de North Mubi.

La estrategia de los islamistas de Boko Haram es atentar en lugares públicos especialmente atestados de gente, como es el caso de mezquitas supermercados.

La explosión tuvo lugar durante el momento del rezo matinal musulmán, el fajr, y los muertos y heridos eran fieles que practicaban este rito en un templo en el estado de Adamawa, ha confirmado el director de la Agencia de Administración de Emergencias del Estado, Haruna Furo. El terrorista entró en la mezquita sobre las 5.20 horas y detonó un explosivo de fabricación casera.

Los ataques suicidas se han incrementado los últimos meses en el noreste de Nigeria pese a que los terroristas han sido objetivo de operaciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad. En represalia, los terroristas adaptaron sus ataques a sitios consideradas puntos débiles, como los lugares de oración, escuelas y campos de desplazados. También son frecuentes las emboscadas a convoyes militares.

La semana pasada, un cuádruple atentado suicida en una mezquita dejó casi una veintena de muertos en la región de Borno (noreste).

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.El grupo adquirió notoriedad internacional, incluso antes de proclamarse franquicia del Estado Islámico (EI) en África, al declarar su propio califato islámico en el norte de Nigeria.

Más de 20.000 personas han muerto desde el comienzo de la insurgencia yihadista en la zona en 2009 y alrededor de 1,9 millones han tenido que dejar sus casas, según cifras de la ONU.

0 Comentarios
cargando