Ir a contenido

EXPECTATIVA EN ARGENTINA

El ruido detectado en el océano no es del submarino perdido

Las esperanzas de una inmediata localización del sumergible se disiparon nuevamente

Equipos de la marina norrteamericana y de última generación se preparan para colaborar en el rescate

Abel Gilbert

MARCOS BRINDICCI / VíDEO:ATLAS

La rendija de luz sobre la posibilidad de encontrar al submarino argentino perdido en el Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo volvió a cerrarse en la noche del lunes. Después de cuatro horas de análisis, la Armada  descartó que el ruido que se había escuchado en la zona de operaciones sea del sumergible, como se supuso a lo largo de un día de rumores. “Se analizó la señal acústica y no corresponde a un submarino. No corresponde a un patrón de lo que sería golpes de casco en sistema morse. Es un ruido constante que podría ser biológico”, dijo el portavoz de la institución, Enrique Balbi, y las expectativas sembradas entre los familiares de aquellos que viajan en el ARA San Juan se hundieron. Balbi trató de no sembrar más pesimismo e informó que se aprovechará la presencia en la zona de los dos buques oceanográficos argentinos y uno brasileño para hacer un barrido sonoro más profundo y “no queden dudas” de que pudiera tratarse de la nave.

La esperanza de los familiares de la tripulación se aferra por estas horas a la intervención de la marina estadounidense. Equipos de última generación se encuentran en el puerto de la austral ciudad de Comodoro Rivadavia para iniciar una misión de búsqueda y rescate del ARA San Juan. “Lo mejor de la tecnología disponible en una de las flotas más importantes del planeta. El despliegue es gigantesco y se multiplican escenas que parecen salidos de una película de Hollywood”, dijo el diario Clarín  El submarino perdió el contacto con la base de operaciones a la altura de Puerto Madryn,  unos 1.300 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires, la Armada argentina.

Previamente, el capitán de navío Gabriel Galeazzi,  otro portavoz de la institución, había informado que desde el mismo miércoles sabían de un "principio de avería" que obligó al submarino a cambiar su ruta y dirigirse a la ciudad de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de la capital. El inconveniente técnico estaba vinculado con problema en los circuitos de las baterías que posee el 'ARA San Juan', cambiadas en su totalidad en el 2014 cuando la unidad fue reparada por el Ministerio de Defensa.

Esas baterías son indispensables para la propulsión del sumergible en profundidad y se recargan en superficie a través de un generador que es impulsado especialmente por el motor. Un cortocircuito puede provocar un incendio. Balbi, pidió no vincular necesariamente el inconveniente técnico a la desaparición del 'ARA San Juan'.

Balbi reconoció también que los siete intentos de comunicación que se registraron el sábado no partieron desde el teléfono satélite del sumergible y que todo está como hace 96 horas. Los días pasan y la falta de contacto con el submarino con su base solo ahonda los peores temores. Una de las preguntas que repiten los medios tiene que ver con el tiempo que podrían sobrevivir los tripulantes sin que el 'ARA San Juan' retorne a la superficie.

Agua, alimentos y oxígeno

"En condiciones normales de navegación, el submarino puede permanecer debajo del agua al menos unos 90 días, depende su capacidad de combustible, agua, alimentos y también el oxígeno", le dijo al portal Infobae el perito naval Fernando Morales. Sin embargo, el sumergible debe salir a superficie en más de una oportunidad porque se maneja mediante la energía que proporciona su motor diésel. Si se abstiene de hacerlo, depende de las baterías que permiten atrapar el anhídrido carbónico que exhalan los tripulantes y absorber el oxígeno puro, facilitando su renovación. 

Y esas fuentes, como reconocieron las autoridades, están en el centro del problema del submarino adquirido en 1985 a Alemania. Si no pueden recargarse, advirtió Morales, el tiempo de autonomía de la unidad "es de siete días". En este contexto, la Armada realiza las tareas de rastrillaje para tratar de ubicar al 'ARA San Juan'.

La situación climática en el Atlántico Sur no ayuda. Un fuerte temporal acompaña las labores de rescate. Las olas son de más de seis metros de altura. Las condiciones meteorológicas mejorarían el día martes, casi una semana después de que no se sepa nada más sobre el submarino.

0 Comentarios
cargando