Ir a contenido

REINO UNIDO

Arlene Foster, la mujer clave para el Gobierno de Theresa May

La primera ministra británica ha pactado con la líder del partido unionista irlandés devolverle el protagonismo a Irlanda del Norte a cambio de su apoyo para formar Gobierno

La líder del DUP, Arlene Foster, en su declaración a la salida de Downing Street, este lunes.

La líder del DUP, Arlene Foster, en su declaración a la salida de Downing Street, este lunes. / AP / DOMINIC LIPINSKI

La primera ministra británicaTheresa May, y la líder del Partido Democrático Unionista (DUP)Arlene Foster, han alcanzado, este lunes, un pacto para apoyar un Gobierno conservador en minoría. 

El Ejecutivo de May necesitaba el apoyo de los 10 diputados del ultraconservador DUP, probritánico y protestante, tras haber perdido la mayoría absoluta en las elecciones generales del 8 de junio, y Foster no ha desperdiciado la oportunidad de barrer para casa, consiguiendo una financiación extra de 1.100 millones de euros para los próximos dos años.

PARTIDARIA DEL 'BREXIT' DURO

Como May, Foster también es partidaria del ‘brexit' duro, pero coincide con la primera ministra en la necesidad de mantener la frontera con la República de Irlanda tan abierta como sea posible para no dañar el proceso de paz y las estrechas relaciones económicas que mantienen ambas jurisdicciones. 

La dirigente unionista, casada y madre de tres hijos, tomó las riendas del DUP en el 2016 y asumió el reto de ser la primera mujer en dirigir el Gobierno norirlandés compartido entre protestantes y católicos.

La relación con sus socios del Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, se ha ido degradando cada vez más por sus diferencias en política económica, social y lingüística. Los nacionalistas la han acusado en múltiples ocasiones de ridiculizar el idioma gaélico y de ignorar los derechos de grupos minoritarios, como los inmigrantes o el colectivo LGTB.

ESCÁNDALO FINANCIERO

En el Ulster, Foster ocupó la cartera de Medioambiente entre el 2007 y el 2008 y la de Empresa, Comercio e Inversión entre el 2008 y mayo del 2015, cuando se convirtió en ministra de Finanzas.

Según denunció el Sinn Féin el pasado mes de enero sin que haya llegado a ser demostrado, durante esa época estuvo involucrada en un escándalo financiero en la gestión de un programa de energías renovables que ella misma estableció cuando ocupó la cartera de Empresas e Inversión.

La fama de buena negociadora que se le atribuye a Foster no ha servido, cuatro meses después de las elecciones, para que los partidos norirlandeses acuerden la formación de un Ejecutivo autónomo. Del mismo modo, sus críticos sostienen que el pacto con los 'tories' podría dañar el proceso de formación de Gobierno, en el que Londres se ha comprometido a mantener una estricta neutralidad.

INFANCIA MARCADA POR EL TERRORISMO

Foster ingresó en el DUP en el 2004, tras abandonar el Partido Unionista del Ulster (UUP) -hasta entonces la formación protestante hegemónica en Irlanda del Norte-, en protesta por el incumplimiento de algunos contenidos -como el desarme del Ejército Republicano Irlandés (IRA)- recogidos en el acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), pacto al que siempre se opuso.

Cuando era una niña, el IRA intentó asesinar en 1978 a su padre, un agricultor y reservista del Royal Ulster Constabulary (RUC) -la antigua policía norirlandesa, de mayoría protestante y considerada sectaria-. Aunque sobrevivió, la familia se vio obligada a abandonar el municipio donde residía, Rosslea, en el condado fronterizo de Fermanagh, y Arlene tuvo que cambiar de colegio.