Ir a contenido

PROPUESTA DEL GOBIERNO DE OSLO

Noruega prohibirá el uso del burka en las escuelas

El primer país nórdico en adoptar esa medida se unirá así a las restricciones ya aplicadas en cinco países de la Unión Europea

Carles Planas Bou

Una mujer, con burka, frente a la puerta de Brandeburgo, en Berlín.

Una mujer, con burka, frente a la puerta de Brandeburgo, en Berlín. / AFP / DAVID GANNON

Noruega se convertirá en el primer país nórdico que prohíbe el uso del velo integral en sus escuelas. Así lo ha anunciado el Gobierno escandinavo al presentar una propuesta para restringir esta prenda islámica en lugares públicos como los parvularios o las universidades. “Las prendas que cubren el rostro como el burka o el nikab no pertenecen a las escuelas noruegas”, ha apuntado el ministro de Inmigración e Integración, Per Sandberg.

El Gobierno noruego, formado por una coalición minoritaria entre el Partido Conservador y los populistas antiinmigración del Partido del Progreso, ha mostrado mano dura. Así, se ha asegurado de que las profesoras que insistan en llevar uno de este tipo de velos se arriesgarán a perder su empleo mientras que las estudiantes que sigan el mismo camino podrían llegar a ser expulsadas de la universidad. “Todo nos hace pensar que esto será aprobado en el Parlamento”, ha remarcado el ministro de Educación Torbjoern Roe Isaksen.

La proposición de esta medida llega a falta de tres meses para que Noruega celebre unas elecciones en las que el Ejecutivo se juega mantenerse en el poder. Los conservadores de la primera ministra, Erna Solberg, han perdido fuerza en las encuestas mientras que su principal rival y ganador de las anteriores elecciones, el Partido Laborista, ha ampliado su margen. La caída de los populistas y el auge del Partido del Centro pueden poner en jaque al actual Gobierno.

EUROPA CONTRA EL BURKA

De aprobarse la ley, Noruega se uniría a la creciente lista de países europeos que han optado por restringir el uso del velo parcial. Francia fue el primer en prohibir todo tipo de símbolos religiosos en las escuelas el 2004 y el uso público del burka y el nikab el 2011. Bélgica, Bulgaria y los Países Bajos también han impuesto restricciones.

Alemania y Austria, otros dos países que se encaminan a elecciones legislativas muy importantes, también han adoptado medidas similares. Mientras que el Ejecutivo de Angela Merkel, presionado por una agenda marcada por la ultraderechaha prohibido el uso del velo entre funcionarias en un gesto principalmente simbólico, la fracturada gran coalición austríaca impulsó la prohibición del velo en espacios públicos por ser un “símbolo antisocial”.