Ir a contenido

May baja en las encuestas a una semana de las elecciones en el Reino Unido

La primera ministra queda en evidencia al no acudir a un debate electoral organizado por la BBC y al que asistieron sus principales rivales

BEGOÑA ARCE / LONDRES

Cuatro de los pricipales candidatos con sus autobuses de campaña. Arriba, la primera ministra, Theresa May, y el lider laborista, Jeremy Corbyn. Abajo, el máximo dirigente del partido de extrema derecha (UKIP), Paul Nuttall, y el del Partido Liberal, Tim Farron .

Cuatro de los pricipales candidatos con sus autobuses de campaña. Arriba, la primera ministra, Theresa May, y el lider laborista, Jeremy Corbyn. Abajo, el máximo dirigente del partido de extrema derecha (UKIP), Paul Nuttall, y el del Partido Liberal, Tim Farron . / JUSTIN TALLIS

Theresa May se ha negado a tomar parte en el debate electoral organizado en Cambridge por la BBC en la noche del miércoles. Allí estuvieron otros seis líderes políticos. Ella fue la única ausente. El laborista, Jeremy Corbyn, que previamente había rehusado participar, aceptó el reto en el último momento, dejando a May en evidencia. La conclusión no podía ser otra: la primera ministra se esconde, la primera ministra tiene miedo. May salió malparada el lunes de su intervención en otro espacio televisado similar, en el que apreció tensa y robótica en sus respuestas a un público que claramente no la creía. Corbyn  conectó mejor con la audiencia y su equipo ha decidido aprovechar esa ventaja.

Las cosas se le están complicando a May, cuando la campaña entra en la última semana. Los siete sondeos llevados a cabo desde el atentado de Manchester el pasado 22 de Mayo recortan todos ellos la distancia entre laboristas y conservadores, aunque siguen dándola como ganadora. La impresión es que la gran victoria encoge por momentos. Los propósitos de May de hacer pagar por los cuidados sociales a una mayor proporción de ancianos enfermos le está pasando factura. ¿Temen los ‘tories’ un desastre el 8 de Junio?  

La primera ministra podría perder la mayoría parlamentaria si se confirmaran las predicciones del sondeo de You Gov publicado por 'The Times'. You Gov advierte que May puede perder el control en la Cámara de los Comunes. Los 330 escaños que los conservadores poseían antes de la disolución del Parlamento se quedarían en 310. Los laboristas en cambio ganarían 30 diputados, pasando de  229 a 257.

RESULTADO ARRIESGADO

Las cifras están basadas en 50.000 entrevistas realizadas en el curso de la semana, en las que se ha tenido en cuenta cada tipo de votante, gente de todas las edades y condición social, clase de residencia, área donde vive, e incluso lo que votó en el referéndum sobre Europa. El resultado es arriesgado, reconocen sus propios autores y 'The Times' advierte que esas proyecciones comportan “un fuerte margen de error”. Pero la incertidumbre hizo caer la libra esterlina a su nivel más bajo frente al dólar en el último mes.

La variabilidad de los sondeos complica la elección. A veces son tan dispares que en lugar de orientar añaden confusión. El muy reciente de ICM para 'The Guardian' otorgaba a los ‘tories’ una ventaja de 12 puntos, con el 45% de votos frente al 33% de los laboristas. Todo lo contrario que el de You Gov. Las casas de apuestas siguen estimando en un 80% las probabilidades de que May gane por mayoría absoluta. Pero incluso ese termómetro popular, generalmente muy fiable, se equivocó con el ‘brexit’.

El miércoles, casi por primera vez, le preguntaron a Corbyn sobre la posibilidad de formar gobierno. El líder laborista no descartó una coalición, aunque no sería con los escoceses, los nacionalistas del SNP .