13 ago 2020

Ir a contenido

EEUU lanzó una lluvia de Tomahawks contra una base aérea del régimen sirio

Dos destructores estadounidenses han disparado 59 misiles Tomahawk sobre la base militar de Shayrat, en la provincia de Homs

El régimen de Damasco asegura que el bombardeo ha matado a al menos nueve civiles, entre ellos cuatro niños

Ana Alba

 Imagen del lanzamiento de un misil contra una base siria desde el ’USS Ross’.

 Imagen del lanzamiento de un misil contra una base siria desde el ’USS Ross’. / REUTERS

Sobre las 4.45 de la madrugada (3.45 en España) de este viernes, una lluvia de misiles Tomahawk lanzados por dos destructores de la Marina estadounidense ha empezado a caer sobre la base militar de Shayrat, en la provincia siria de Homs.

La instalación es el lugar desde el cual, según Washington, partieron los aviones sirios que presuntamente bombardearon con gas sarín la localidad de Jan Sheijún el pasado martes, mataron 87 personas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), entre ellas varios niños, e hirieron a más de 300.

Las fuerzas de EEUU han disparado 59 misiles desde los destructores USS Ross y Porter, situados en el Mediterráneo, en el primer ataque militar que los estadounidenses lanzan contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, y que según Damasco, ha matado a al menos nueve personas, entre ellas cuatro niños.

Hasta ahora, el Pentágono, que ha facilitado imágenes del bombardero, solo había conducido en Siria operaciones contra los yihadistas del Estado Islámico.

IMÁGENES DE LOS DAÑOS

Washington ha indicado que bombardeó “aviones, hangares, rampas de despegue de la base, puntos de abastecimiento de combustible, munición, sistemas de defensa y radares” de la base de Shayrat, situada a unos 25 kilómetros de la ciudad de Homs. La instalación militar cubre una zona de más de 8 kilómetros cuadrados y dispone de dos salidas para aviones, varios edificios y almacenes.

La televisión rusa ha difundido imágenes que supuestamente muestran los daños causados por los bombardeos estadounidenses en la base de Shayrat. En el vídeo pueden verse cráteres y marcas profundas provocados por el impacto de los misiles. Según informaciones rusas, al menos nueve aviones han sido destruidos.

En las instalaciones había personal militar de Siria y Rusia. El Ejército sirio ha confirmado que seis militares murieron en el ataque, pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), oenegé con sede en Londres y activistas en Siria, elevó la cifra de víctimas militares a siete, incluido un comandante.

Los rusos fueron evacuados de la base porque EEUU avisó previamente a Rusia del bombardeo, según ha señalado el Pentágono y ha confirmado posteriormente el Kremlin.

PUEBLOS AFECTADOS

La agencia siria oficial SANA ha asegurado que el ataque no se ha limitado a la base sino que afectó a las poblaciones de Al Shayrat, muy cercanas al complejo militar, y ha causado víctimas civiles.

SANA ha informado también de que el ataque con Tomahawks -el tipo de misiles que iniciaron la primera guerra del Golfo en 1991- destruyó varias viviendas de esos pueblos. Los Tomahawks utilizados en el bombardeo son misiles sofisticados que pueden cambiar de dirección en el aire, característica que les da la capacidad de actuar a veces como drones (aviones no tripulados).

El régimen de Damasco ha calificado el ataque de acto "irresponsable" e "imprudente" que revela "ceguera política y militar" ante la realidad. En un comunicado, la Presidencia siria ha dicho que Washington se dejó arrastrar ingenuamente por "una campaña de propaganda falsa", en alusión al ataque químico en Jan Shijún, atribuido al Gobierno sirio. 

La propaganda, según el régimen de Damasco, alimentó la "arrogancia" de EEUU y le llevó a cometer una "orgía política y militar imprudente" y a mantener su política de "atacar países, someter pueblos e intentar controlar el mundo".