Ir a contenido

LA GUERRA DE SIRIA

EEUU pone el futuro de Asad en manos del pueblo sirio

Turquía intenta atraer a Rex Tillerson a su campo en un momento de preparación de la ofensiva de Raqqa

Javier Triana

Tillerson (izquierda) y Erdogan, en su encuentro en Ankara, el 30 de marzo.

Tillerson (izquierda) y Erdogan, en su encuentro en Ankara, el 30 de marzo. / REUTERS

Deberá ser el pueblo sirio el que decida el sino de Bashar el Asad, presidente de una Siria en guerra desde hace más de seis años. Así lo cree el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, quien visitó este jueves Turquía, en un momento en el que se prepara el tan anticipado asalto a Raqqa, la autodenominada capital del Estado Islámico (EI) en Siria.

“A largo plazo, la suerte de Asad la decidirá el pueblo sirio”, ha declarado de forma vaporosa Tillerson durante una comparecencia en Ankara junto al ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Çavusoglu. Turquía se opone firmemente a que Asad continúe en el poder, mientras que Rusia Irán apoyan al mandatario, responsable del mayor número de las muertes registradas hasta el momento en la contienda, según diversas fuentes. Con el transcurso de la guerra, Asad ha logrado presentarse como la opción menos mala ante la comunidad internacional, y su futuro se ha convertido en un obstáculo crítico en las negociaciones de paz.

Este no fue el único punto sobre el que Tillerson evitó pronunciarse a las claras. Los milicianos kurdo-sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG) son el aliado preferido de Washington sobre suelo sirio. Sin embargo, Ankara las considera una extensión del grupo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, que combate al Gobierno turco desde los 80 con sangrientos resultados para el país) y ha pedido a su socio americano que no cuente con ellas para esta decisiva campaña contra el EI.

“Esperamos una mejor cooperación [con EEUU]”, ha dicho Çavusoglu. “Cooperar con una organización terrorista [en referencia a las YPG] para combatir a otro grupo terrorista está mal, es irreal e impondrá más riesgos para el futuro de Siria”. Haciendo gala de una capacidad de evasión reseñable, Tillerson ha comentado: “Lo que debatimos hoy son las opciones que tenemos disponibles. Son opciones difíciles. Déjenme ser franco: no es fácil. Habrá que tomar decisiones complicadas”.

SOCIO CLAVE

No obstante, el secretario de Estado de EEUU señaló que “no hay espacio” entre la determinación de Washington y la de Ankara a la hora de derrotar a los yihadistas del Estado Islámico. “Turquía sigue siendo un socio clave para los esfuerzos de estabilización [de la región]”, agregó Tillerson. En este sentido, el enviado estadounidense señaló que los tres temas clave a tratar en esta visita de un día a Turquía fueron la lucha contra el EI, la estabilidad regional y la mejora de las relaciones comerciales de ambos países.

Durante la rama turca de su viaje, Tillerson también se reunió con el primer ministro, Binali Yildirim, y con el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan. Con ambos líderes trató la petición turca de extradición del clérigo musulmán Fetullah Gülen, en un exilio autoimpuesto en Pensilvania (EEUU) desde 1999 y a quien Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio.

Un refugiado sirio, en estado crítico tras intentar suicidarse en la isla de Quíos

Un refugiado sirio de 29 años se prendió fuego este jueves en el centro de detención de Vial, en la isla griega de Quíos. El varón presenta quemaduras en el 85% de su cuerpo, aseguró a EL PERIÓDICO Roland Schönbauer, portavoz del ACNUR en Grecia. Un agente de policía que trató de prevenir el suicidio también resultó herido en el incidente.

El sirio se encuentra en estado crítico y los médicos locales han optado por su traslado a Atenas para recibir tratamiento más especializado. Es el segundo intento de suicidio al que asiste Vial en dos días, después de que un argelino se encaramara el miércoles al tejado de la nave principal del campamento y amenazara con saltar. El personal del centro le convenció de que no lo hiciera.