Trump: "El 'waterboading' (ahogamiento simulado) funciona, absolutamente"

El presidente de EEUU defiende el uso de la tortura en la lucha contra el Estado Islámico ya que "hay que combatir el fuego con fuego"

Extracto de la entrevista en que Trump defiende el uso del ’waterboarding’.

2
Se lee en minutos
IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

Lo dijo en campaña pero este miércoles, ya como presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha insistido en su visión de que “la tortura -en concreto, el 'waterboarding' o ahogamiento simulado- funciona” y en que hay que volver a considerar el uso de técnicas prohibidas como esa porque “no estamos jugando en un terreno igualado” con los terroristas.

Lo ha declarado en una entrevista a la cadena ABC. “Cuando están cortando las cabezas de la gente porque son cristianos en Oriente Próximo, cuando el Estado Islámico está haciendo cosas de las que nadie ha oído nada desde tiempos medievales, ¿tengo un sentimiento poderoso sobre la tortura? En lo que me concierne, (pienso que) tenemos que combatir al fuego con fuego”, ha dicho Trump en la entrevista de ABC.

“Si no quieren hacer esto (la tortura) está bien. Y si quieren trabajaremos hacia esa meta”, ha dicho Trump, aunque ha reforzado sus propias tesis asegurando que ha hablado “tan recientemente como en las últimas 24 horas con gente en los más altos niveles de la inteligencia” para preguntarles si la tortura funciona. Preguntado si cree que una tortura como el 'waterboardin' (ahogamiento simulado), ha respondido: “sí, absolutamente”.

En sus declaraciones, no obstante, Trump ha afirmado que quiere “hacer todo dentro de los límites de lo que se permite hacer legalmente” y ha dicho que seguirá el consejo que le den su Secretario de Defensa, James Mattis, que se ha mostrado contrario al uso de la tortura, y Mike Pompeo, el hombre que ha elegido para dirigir la CIA y que en sus sesiones de confirmación aseguró que no violará las leyes aunque llegara a pedirselo el presidente.

Las delcaraciones de Trump coinciden con la publicación de informaciones sobre una posible orden ejecutiva de Trump que reactivaría las prisiones secretas de la CIA en el extranjero y ordenaría una revisión de los manuales del Ejército que incluyen las técnicas de interrogatorio.

El borrador de esa directiva ha sido filtrado por varios medios y aunque el portavoz de Trump, Sean Spicer, ha asegurado que “no es un documento de la Casa Blanca”, no ha dado más detalles ni ha confirmado ni desmentido si el presidente planea una orden ejecutiva similar. Y congresistas como el senador John McCain ya han lanzado mensajes de advertencia a Trump mostrando su oposición a reinstaurar la tortura.

Noticias relacionadas

GUANTÁNAMO

El borrador de la orden ejecutiva al que ha tenido acceso The New York Times es un documento de tres páginas que lleva el título “Detención e interrogatorio de combatientes enemigos”. Anularía muchas restricciones en el manejo de detenidos que la Administración de Barack Obama empezó a aplicar en respuesta a políticas de su predecesor, George Bush y revocaría la directiva de Obama que daba acceso a todos los detenidos bajo custodia estadounidense al Comité Internacional de la Cruz Roja. Además, dirige al Pentágono a seguir usando la prisión de Guantánamo "para la detención y juicio de nuevos capturados".