Ir a contenido

VUELCO EN LA CASA BLANCA

Angela Merkel recuerda a Trump que Europa es dueña de su destino

Los Veintisiete responden con llamadas a la unidad al nuevo desafío del futuro presidente de Estados Unidos a la UE y la OTAN

Hollande se desmarca de la prudencia general y afirma que los europeos "no necesitan consejos"

Silvia Martinez

Johnson (izquierda) conversa con Steinmeier (derecha) en presencia del luxemburgués Asselborn, al inicio de la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, este lunes, en Bruselas.

Johnson (izquierda) conversa con Steinmeier (derecha) en presencia del luxemburgués Asselborn, al inicio de la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, este lunes, en Bruselas. / EFE / OLIVIER HOSLET

La cancillera alemana, Angela Merkel, es de las personas que piensan que ante un desprecio la mejor respuesta es no hacer aprecio y para muestra su reacción este lunes ante las críticas vertidas por quien desde este viernes será el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Pienso que nosotros los europeos tenemos nuestro destino en nuestras manos y voy a continuar comprometiéndome para que los 27 Estados miembros trabajen juntos en el futuro ante los desafíos del siglo XXI ”, ha zanjado durante una conferencia de prensa en Berlín.

El pasado domingo, en una entrevista concedida a los diarios 'Bild' y 'The Times', Trump calificó de “obsoleta” la OTAN, aseguró que habrá nuevos países que sigan los pasos del Reino Unido y abandonen la Unión Europea (UE) y tidó de “error catastrófico” la decisión de Merkel de abrir las fronteras de Alemania a los refugiados que huyen de Siria. El propio secretario de Estado saliente de EEUU, John Kerry, ha tachado de "inapropiado" ese comentario. La cancillera, sin embargo, optaba este lunes por evitar la confrontación. “Personalmente, estoy esperando a la toma de posesión del presidente de EEUU. Después por supuesto que trabajaremos juntos a todos los niveles”, respondía durante una rueda de prensa con el primer ministro neozelandés, Bill English.

A cuatro días de que Trump asuma la presidencia, sus reiteradas acusaciones y continuas criticas siguen preocupando en la UE, que ha optado este lunes en líneas generales por la prudencia. “La mejor forma de defender Europa –que es la invitación que nos hace Trump- es mantenernos unidos, como un bloque, y no olvidar que la fuerza de los europeos es la unidad”, ha reivindicado el jefe de la diplomacia francesa, Jean-Marc Ayrault, durante el primer Consejo de Ministros de Exteriores del año.

Ayrault espera “con impaciencia” a que el nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson, asuma sus funciones para mantener un encuentro y ver cómo respira la nueva Administración estadounidense en cuestiones que considera importantes como el futuro de las relaciones con Rusia, Ucrania, la política de sanciones, el acuerdo nuclear con Irán, el cambio climático o el tipo de concertación necesaria para gestionar las cuestiones multilaterales.

Ha sido sin embargo precisamente su jefe, el presidente francés, François Hollande, el más contundente. "La UE no necesita consejos exteriores sobre lo que debe hacer", ha afirmado.

INQUIETUD PERO PRUDENCIA

La alta representante para la política exterior europea, Federica Mogherini, ha eludido valorar intenciones y prefiere esperar a que Trump asuma el cargo y ver las medidas que adopta su Gobierno antes de pronunciarse. “Esperamos una alianza basada en intereses comunes. Siempre nos gusta estar en buena compañía, pero determinando nuestra política por nosotros mismos”, ha dicho tras el Consejo. “Cuanto más terreno común encontremos mejor”, ha añadido, y ha negado que vayan a producirse nuevos abandonos en la UE. De momento, Hungría, uno de los estados miembros más cercanos a Trump, ha descartado que tenga itención de hacerlo. “¿Por qué lo haríamos?. Hungría solo puede ser fuerte dentro de la UE”, ha asegurado su ministro de Exteriores, Péter Szijarto.

Aunque la llegada de Trump se ha colado en el primer debate político del año, prácticamente todos han optado por responder con prudencia al cambio en EEUU. “A medida que vaya conociendo la OTAN y la Unión Europea desde dentro espero que cambie de opinión”, ha indicado el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, quitando hierro al contenido de la entrevista y firme en su convicción de que no habrá otros países de la UE que abandonen el barco comunitario como augura Trump.

Y lo mismo el eslovaco Miroslav Lajcak –“esperemos hasta el 20 y después ya evaluaremos lo que se dice”–, el austríaco Sebastian Kurz o el belga Didier Reynders: “Esperaremos a mantener los primeros contactos directos con la Administración norteamericana porque tenemos mucho que hacer juntos. Tendremos que demostrarle el valor añadido que suponen la UE y la OTAN”, ha explicado.