¡Bienvenido Míster Trump!

La ultraderecha europea espera ansiosa que la gestión del futuro presidente de EEUU valide su ideología racista e islamófoba

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en un acto de campaña.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en un acto de campaña. / REUTERS / CARLO ALLEGRI

1
Se lee en minutos
RAFAEL VILASANJUAN

Me pregunto, ahora que Obama ha venido a despedirse, quién repartirá sonrisas cuando Donald Trump venga de gira por el viejo continente ¿Reaccionarán igual Merkel, Renzi, Hollande o Rajoy? Entre quienes hoy gobiernan Europa, solo figuras menores como Viktor Orbán, en Hungría, o el ultraconservador gobierno polaco se sienten cómodos con el nuevo presidente. El resto son voces ultranacionalistas casi todas de extrema derecha, que afortunadamente todavía no tocan gobiernos en esta parte del mundo, aunque podrían no estar lejos.

Noticias relacionadas

Rodeado de un elenco de figuras estrambóticas, Trump está diseñando la administración americana como un club de personajes cuya principal afinidad es que se les conozcan declaraciones xenófobas, racistas o etnocéntricas. Y eso cala. Mirándonos en el espejo del hermano protector que siempre hemos tenido al otro lado del Atlántico, cuando un discurso tan radical es capaz de llenar cada uno de los despachos de la Casa Blanca, acabarán pareciendo normales las proclamas de Marine Le Pen, de Nigel Farage, de Gert Wilders o de Amanecer Dorado.

Todos ellos deben estar soñando con el avión presidencial del nuevo prohombre de la política global aterrizando en cualquier capital europea para validar discursos que hasta ahora les relegaban a lo márgenes del poder. La ultraderecha sigue convenciendo a la clase media de que la globalización les está dejando sin poder y que la amenaza viene de fuera, el problema es que el temor ha calado en todos los demás partidos que pretenden pasar de puntillas. Si no, ¿por qué en España seguimos negando asilo a los refugiados con los que nos comprometimos? ¿Por qué la UE está devolviendo por la fuerza a los refugiados sirios a Turquía? ¿Por qué están siendo devueltos a Afganistán los que llevaban aquí mas de una década, en pleno invierno y con el conflicto vivo? Sin una respuesta contundente a estos retos no veamos ajena la amenaza americana. Solo le falta alcanzar el poder, pero su doctrina ya está aquí ¡Bienvenido Míster Trump!