09 ago 2020

Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Una flota de guerra rusa pasa junto a aguas españolas rumbo a Siria

Moscú envía a Damasco una flota militar encabezada por su único portaviones, el veterano 'Almirante Kuznetsov', con un largo historial de averías

Según los expertos, Rusia busca ampliar sus capacidades militares en plena ofensiva para reconquistar Alepo, al tiempo que mostrar músculo a la OTAN

Marc Marginedas

El portaviones ruso ’Almirante Kuznetsov’ atraviesa el canal de la Mancha. / EURONEWS TV

Va dejando un intenso rastro de humo en su larga singladura desde el puerto ruso de Severomorsk, sede de la Flota del Norte, a orillas del mar de Barents, hasta el Mediterráneo oriental. Escoltado por otros siete buques de guerra, el veterano portaeronaves 'Almirante Kuznetsov', buque insignia de la Marina de Rusia, ha atravesado ya el canal de la Mancha, y se espera que llegue a su destino a finales de octubre, después de cruzar el estrecho de Gibraltar.

Se prevé que algunos integrantes de esta escuadra, destinada a reforzar el contingente militar ruso en el país árabe, hagan escala en el puerto español de Ceuta, lo que ha empujado al grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) a exigir la comparecencia de los ministros de Exteriores, Manuel García-Margallo, y Defensa, Pedro Morenés. Muchas voces, no solo parlamentarias, están criticando en España que Madrid colabore con una fuerza militar que podría participar en el asalto a los barrios bajo asedio de Alepo, una ofensiva calificada de "crimen de guerra" por oenegés e incluso gobiernos.

    

ÚNICO PORTAVIONES RUSO

El 'Almirante Kuznetsov' es el único portaaviones con que cuenta la Marina rusa, y fue botado en 1985, cuando aún existía la URSS. Su tamaño -desplaza 55.000 toneladas- es casi la mitad que cualquiera de los 10 portaeronaves de la clase Nimitz con que cuenta EEUU que, a diferencia del navío del Kremlin, son movidos a propulsión nuclear. El buque insignia ruso tiene un largo historial de averías. En el 2009, un cortocircuito en el Mediterráneo causó un incendio a bordo, en el que murió un marinero. En el 2012, en el golfo de Vizcaya, tuvo que ser remolcado por un fallo del motor, en medio de un mar embravecido.

Tanto los medios de comunicación progubernamentales rusos como los comentaristas pro-Kremlin están dando una amplia cobertura a la reacción que está provocando en la prensa occidental el paso de la flota frente a las costas, al tiempo que destacan la voluntad de su país de proyectar su autoridad más allá de sus fronteras. "Es un mensaje de Moscú al mundo", titula en un despacho la agencia Spútnik, citando a la cadena CNN. "Pocas naciones poseen hoy en día la capacidad de desplegar una flota con portaviones a grandes distancias de sus orillas", escribe con indisimulado orgullo Andréi Akulov

ELEMENTO DE PROYECCIÓN

Lo cierto es que este elemento de proyección frente a una OTAN a la que Moscú percibe cada vez más hostil parece ser tan o más importante, en opinión de los expertos, como los refuerzos militares que pueda aportar a la decena de buques rusos ya operando en las aguas vecinas a Siria. El 'Almirante Kuznetsov' transporta una quincena de aviones Sukhói SU-33, y algunos Mig-29K. Estas voces recuerdan que si lo que Rusia necesitaba era reforzar su contingente militar aéreo, lo podían haber hecho de una forma más rápida, enviando aviones a la base de Khmeimim, en territorio bajo control del régimen sirio. Se prevé que el portaaeronaves esté hasta febrero operando en el Mediterráneo, coincidiendo con la toma de posesión del nuevo presidente de EEUU.