Ir a contenido

Las 21 niñas nigerianas liberadas por Boko Haram se reúnen con sus familias

Llevan una semana en libertad tras pasar dos años como rehenes del grupo terrorista, que sigue reteniendo a decenas de muchachas secuestradas en Chibok

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Las niñas liberadas por Boko Haram se reencuentran con sus familias. / FOTO: AP / VIDEO: ATLAS

Tras más de dos años de cautiverio en manos del grupo radical islámico Boko Haram, las 21 niñas liberadas la semana pasada en Nigeria se han reunido este domingo con sus familias.

El reencuentro se ha producido durante una ceremonia cristiana en la capital nigeriana, Abuya. La ceremonia se ha interrumpido cuando los familiares de las liberadas han llegado al lugar y las han podido abrazar por primera vez.

Durante la ceremonia una de las chicas ha contado que sobrevivió cerca de 40 días sin comida y que escapó a un bombardeo en una zona boscosa en la que se hallaban retenidas. “No tuvimos comida durante un mes y 10 días, pero no morimos. Damos gracias a Dios”, ha dicho.

EL SECUESTRO

Boko Haram secuestró a más de 200 niñas de una escuela cristiana secundaria de la región de Chibok, en el noreste de Nigeria, en abril del 2014. El secuestro provocó una campaña de condena a nivel mundial, bajo el lema #BringBackOurGirls, “devuelvan a nuestras niñas”. La campaña contó incluso con un vídeo de la primera dama de EEUU, Michelle Obama.

Un miliciano de Boko Haram, con las niñas secuestradas de Chibok, en un vídeo difundido días atrás.

En mayo de este año se encontró con vida a una de las menores secuestradas. Había conseguido escapar con su hijo. Las menores han sufrido constantes violaciones sexuales por parte de los milicianos de Boko Haram y muchas se han quedado embarazadas y han dado a luz a uno o más hijos en el cautiverio.

Boko Haram publicó un video el último agosto en el que enseñaba a algunas de las menores y aseguraba que muchas habían resultado heridas en bombardeos del Ejército nigeriano y que cerca de 40 habían sido casadas a la fuerza.

EL CONFLICTO

Boko Haram es una milicia radical islámica que lleva siete años rebelada contra el Estado nigeriano para intentar crear un estado islámico independiente en el noreste del país.

Este conflicto ha dejado ya más de 20.000 muertos y ha desplazado a más de 2 millones de personas. Además, esta región de Nigeria se ha convertido en una zona de difícil acceso y está sufriendo una crisis alimentaria sin precedentes. Más de 50.000 niños podrían morir de hambre hasta finales de este año, según la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR.

LEALTAD AL ESTADO ISLÁMICO

Los insurgentes juraron lealtad al autoproclamado Estado Islámico el año pasado, pero han surgido ya indicios de divergencias después de que el grupo terrorista de Oriente Próximo anunciara un nuevo líder en su “provincia” en África Occidental.

El líder de Boko Haram, Abubakr Shekau, expresó su malestar con el anuncio, pero una parte importante de la milicia puede haber aceptado la designación impuesta por el Estado Islámico. Así, Boko Haram se encuentra con una importante división interna.

SIGUEN LAS NEGOCIACIONES

El ministro de Información de Nigeria, Lai Mohamed, ha asegurado que las negociaciones con Boko Haram seguirán hasta que se consiga la liberación de todas las niñas. En este sentido, el ministro ha adelantado que muy pronto será liberado un grupo mayor de niñas, pero no ha dado más detalles al respecto.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha prometido repetidamente liberar a las niñas, y por primera vez el año pasado se mostró dispuesto a negociar. No se conocen, sin embargo, los términos en los que se ha producido la liberación.

0 Comentarios
cargando