Una fotografía se convierte en símbolo de las protestas contra la violencia policial en EEUU

La protagonista de la imagen, Leisha Evans, se plantó inmóvil delante de los agentes a esperar que la detuvieran

Una joven espera inmóvil a que la policía la detenga en Baton Rouge, Lousiana, en una imagen que se ha convertido en símbolo de las protestas. 

Una joven espera inmóvil a que la policía la detenga en Baton Rouge, Lousiana, en una imagen que se ha convertido en símbolo de las protestas.  / REUTERS / JONATHAN BACHMAN

Se lee en minutos

MAR GALLARDO / BARCELONA

Se llama Leisha Evans, es enfermera en Nueva York, madre de una hija y, desde el sábado, también símbolo de las multitudinarias protestas contra la violencia policial que se han sucedido desde el pasado jueves por todo Estados Unidos tras la muerte de dos hombres negros por disparos de las fuerzas de seguridad.

El sábado un fotógrafo de Reuters captó el momento en que la policía estatal de Luisiana detenía a Evans, sola e inmóvil delante de dos agentes antidisturbios.

Los hechos sucedieron durante una manifestación organizada por el grupo "Black Lives Matter" (Las Vidas de los Negros Importan) en Baton Rouge, capital de Luisiana, donde la semana pasada dos agentes blancos mataron a disparos a Alton Sterling en un aparcamiento. Evans había viajado a la ciudad para participar de la protesta.

La fotografía, de una belleza y fuerza aplastantes, ha dado ya la vuelta al mundo a través de las redes sociales, que han convertido el gesto de Evans en un símbolo de valentía y desafío pacifista ante la creciente brutalidad policial y violencia racial en EEUU.

FOTOGRAFÍAS LEGENDARIAS

Por la actitud de la protagonista ante las fuerzas de seguridad, ya son muchos los que la han comparado con otras históricas fotografías. Entre ellas, la de un hombre parado delante de un tanque en la plaza de Tiananmen en 1989 o la de un estudiante negro agarrado por un agente en Birmingham (Alabama) en 1963.

Entre las más recientes destaca la que en mayo de este mismo año le hiceron a la activista Tess Asplund, que se plantó con el puño en alto delante de una marcha de nazis en la localidad sueca de Borlange.

Según ha contado el autor de la imagen, Jonathan Bachman, a la revista 'The Atlantic', la mujer se avanzó a la primera línea de manifestantes mientras se aproximaban a la comisaría y se plantó delante de los agentes, sin intención de moverse.

"Tendréis que venir y cogerme", parecía que estuviera pensando, según el relato de Bachman. Acto seguido la detuvieron. Al día siguiente fue puesta en libertad.

200 DETENIDOS 

La detención de Evans no fue violenta, ha dicho el fotógrafo. No obstante, la ciudad de Baton Rouge ha sido escenario de los mayores altercados que se han registrados estos días en Estados Unidos, la gran mayoría pacíficas. 

Noticias relacionadas

Durante el fin de semana la policía de la capital de Luisiana ha detenido a 200 personas. Entre ellas está uno de los fundadores del movimiento "Black Lives Matter", DeRay MKesson, acusado de "obstruir una vía comercial", en referencia a la autovía que los manifestantes bloquearon durante tres horas el sábado.

Las redes sociales, de nuevo protagonistas de las protestas, hirvieron de indignación por la detención y cientos de personas reclamaron la liberación del activista con el hastag #FreeDeray.