CRISIS EN EL REINO UNIDO

Liam Fox, fuera de la carrera por el liderazgo conservador británico

La favorita para suceder a David Cameron es la actual ministra del Interior Theresa May, que suma también el apoyo del autodescartado Stephen Crabb

Theresa May.

Theresa May. / AFP

1
Se lee en minutos

El grupo parlamentario del Partido Conservador británico ha descartado al exministro de Defensa Liam Fox para suceder a David Cameron al frente de la formación y del Gobierno del Reino Unido.

Entre los cinco candidatos que competían por el puesto, Fox ha sido el que menos apoyos ha recibido (16) en una votación en la que estaban llamados a participar los 330 diputados 'tories' en la Cámara de los Comunes, mientras que la ministra de Interior, Theresa May, ha sido la más respaldada, con 165 votos.

Stephen Crabb, secretario de Estado de Trabajo y Pensiones, ha decidido retirarse de la carrera tras quedar penúltimo, con 34 votos, y ha dado su apoyo a May.

El próximo jueves y el martes 12 se repetirá el proceso, hasta que queden solo dos aspirantes, que se someterán a una votación entre los 150.000 afiliados del partido cuyo resultado se conocerá el 9 de septiembre.

MAY, FAVORITA

La ministra del InteriorTheresa May, es una de las principales favoritas para heredar la jefatura del Gobierno en un momento en el que el que el Reino Unido debe comenzar a diseñar la hoja de ruta que marcará su salida de la UE.

May, que cumplirá 60 años en octubre, se alineó con el bando que defendía la permanencia en el bloque comunitario antes del referéndum, si bien mantuvo un perfil bajo durante la campaña y criticó la política de inmigración europea en los días previos a la consulta.

Noticias relacionadas

En los últimos días, el nombre de Andrea Leadsomsecretaria de Energía y favorable al 'brexit', suena también con fuerza.

Otro de los contendientes con posibilidades para recabar los apoyos necesarios para seguir adelante en el proceso de elección de líder es el ministro de Justicia, Michael Gove, de 48 años, amigo personal de Cameron, que decidió distanciarse de la postura oficial del Gobierno y defender el "brexit" antes del referéndum.