Ir a contenido

CONMOCIÓN EN EEUU

Una madre salvó a su hijo interponiéndose entre él y el terrorista en el club de Orlando

Brenda Lee Márquez McCool, de 49 años, estaba en el Pulse bailando con su hijo, Isaiah Henderson, cuando sucedió la tragedia

Brenda McCool y su hijo Isaiah Henderson en una imagen de Facebook. 

Brenda McCool y su hijo Isaiah Henderson en una imagen de Facebook.  / FACEBOOK

Brenda Lee Márquez McCool, de 49 años, estaba en el Pulse bailando con su hijo, Isaiah Henderson, la madrugada del domingo cuando sucedió la tragedia. McCool, que había superado un cáncer y le encantaba bailar, acostumbraba a frecuentar el local de Orlando (Florida) con Isaiah, uno de sus 11 hijos. 

Tan solo un par de horas antes del suceso, McCool había colgado un vídeo en las redes sociales bailando salsa con su hijo en el Pulse. Poco después, "Brenda vio como le apuntaron con la pistola y le gritó a Isaiah: ¡Agáchate! mientras se puso delante de él", aseguró Ada Pressley, su hermanastra al 'New York Daily News'. "Ella murió de un disparo, eso demuestra cómo quería a sus hijos. Si no fuera por ella, Isaiah estaría muerto", añadió. 

TOTALMENTE SURREALISTA

Inmediatamente después de que Brenda falleciera, Isaiah llamó a su hermana Khalisha Pressley, que ha asegurado que "tuvo que ver cómo moría su madre, cómo moría todo el mundo". Isaiah, después de la tragedia y todavía incrédulo, le dedicó estas palabras a su madre en Facebook: "Estoy aquí estirado pensando que estaba con mi madre hace 24 horas, es tan surrealista. Te quiero, mamá".

Su familia y amigos no han dudado en rendir homenaje a la fuerza y amor de Brenda tras enterarse de lo ocurrido. "Era una buena madre", ha asegurado su exmarido, Robert Vince Pressley Sr. "Siempre pensaba en ayudar a la gente, acogiendo a gente que no tenía donde vivir", ha añadido. 

CARIÑOSA Y DULCE

"Mi madre era una persona muy enrollada, pero una madre al final del día. La más dulce, la más cariñosa del mundo", ha explicado su hija Khalissa. Farrell Marshall, otro de sus hijos, aseguró que la decisión de su madre "cambió la vida de otros" y asegura que lo único que pide para ella son "plegarias y lo que podáis aportar para que mis hermanos puedan continuar recogiendo pedazos donde ella lo dejó. Siempre estarás en nuestros corazones. Te quiero de verdad, mamá". 

La familia ha lanzado ahora una campaña de micromecenazgo para cubrir los costes del funeral y mantener a sus hijos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.