Ir a contenido

CRISIS MIGRATORIA EN EUROPA

Merkel y Hollande: "Las alambradas no nos protegerán"

Los dos mandatarios comparecen ante el Parlamento Europeo reclamando una respuesta solidaria ante la crisis de los refugiados

ANTONIO BAQUERO / ESTRASBURGO (enviado especial)

Merkel interviene ante el pleno del Parlamento Europeo, junto a Hollande, este miércoles.

Merkel interviene ante el pleno del Parlamento Europeo, junto a Hollande, este miércoles. / AP / MICHAEL PROBST

El presidente francés, François Hollande, y la cancillera alemana, Angela Merkel, han intervenido este miércoles ante el Parlamento europeo para reclamar al conjunto de Europa una respuesta "solidaria" ante el desafío humanitario que supone la crisis de los refugiados. Ambos han evocado, para reforzar sus argumentos, la comparecencia conjunta que François Mitterrand y Helmut Kohl hicieron en 1989 para pedir el apoyo europeo ante la reunificación del continente tras la caída del muro de Berlín.

En sendos discursos cargados de emotividad, Merkel y Hollande expusieron a los parlamentarios la obligación que tienen de "sensibilizar a la Unión Europea" ante una inevitable llegada masiva de refugiados. "Las alambradas no nos protegerán. En Europa hay que hacer pedagogía. Insto a los miembros del Parlamento Europeo que apoyen esta campaña de sensibilización de la opinión publica. Cada diputado ha de desempeñar su papel", ha pedido la cancillera, que quiso dejar claro que la opción de cerrar las fronteras no sirve. "Llegarán inexorablemente. Además, si cerráramos las fronteras perderíamos nuestra identidad".

UNA EUROPA ACTIVA

Por su parte, Hollande ha puesto sobre la mesa la necesidad de que la Unión Europea se muestre activa para lograr una solución a la guerra de Siria. "Se justifica una acción ofensiva. Francia ha asumido sus responsabilidades a nivel militar", ha afirmado el presidente francés en referencia a los bombardeos en Siria.

"No pensemos que vamos a estar protegidos. Lo que pasa en Siria nos va a afectar porque el Estado Islámico quiere atacar lo que representamos. Nos va a afectar porque el régimen de Bashar el Asad creó el desastre y sigue alimentándolo. Y nos va a afectar porque esa región puede ser escenario de una guerra entre sunís y chiís".