Ir a contenido

MISTERIO EN EL SUDOESTE DE POLONIA

El tren del oro nazi

Las autoridades polacas confirman el hallazgo de un convoy alemán desaparecido al final de la segunda guerra mundial

Sospechan que iba cargado de armas, joyas y obras de arte

El anuncio del descubrimiento de un tren nazi repleto de armas, oro y joyas supuestamente desaparecido en Polonia en 1945 ha excitado estos días a la opinión pública local y también a los cazatesoros, que se han lanzado masivamente en su búsqueda, hasta el punto de que las autoridades han tenido que pedir públicamente que desistan de hacerlo hasta asegurar el oculto lugar -un túnel abandonado tras la segunda guerra mundial- y también el convoy, que podría contener «material peligroso».

Los rumores se confirmaron la semana pasada y ayer el conservador general de monumentos de Polonia, Piotr Zuchowski, dijo estar casi convencido de la existencia del tren del oro nazi. «Estoy seguro en el 99% de que este tren existe, pero las informaciones sobre su contenido no se han podido verificar hasta ahora», declaró.

Zuchowski manifestó haber visto fotografías tomadas con radares subterráneos que muestran un tren de más de 100 metros de longitud y sepultado bajo tierra, lo que supone la primera confirmación oficial de su existencia. El vehículo estaba blindado, lo que sugiere que llevaba una carga especial, «probablemente equipos militares pero también joyas, obras de arte y documentos de archivo», añadió.

Las autoridades polacas empezaron a buscar el misterioso convoy este mes en Walbrzych, en el sudoeste del país, alertadas por dos cazatesoros, un alemán y un polaco, que les revelaron a través de sus abogados que lo habían encontrado y que esperaban ser recompensados con el 10% de su valor.

Hasta entonces, los rumores habían circulado durante décadas, apuntando que un convoy nazi cargado de armas y con un enorme botín, probablemente depósitos de oro y joyas incautados en Varsovia, había desaparecido en un túnel cercano a la frontera de Polonia con Alemania, en 1945, ante el avance del Ejército soviético hacia Berlín.

Zuchowski explicó que la fuente inicial de estos rumores fue un hombre que explicó haber ayudado a camuflar el tren. «En su lecho de muerte, esta persona comunicó la información junto con un boceto de donde podría encontrarse», explicó el alto funcionario polaco, sin entrar en más detalles.

Riesgo de explosivos

Zuchowski confirmó también que los expertos del Ministerio de Cultura ya están estudiando cómo llegar hasta el tren enterrado. Los medios locales, mientras, han difundido imágenes de equipos perforando un lugar con excavadoras y otras máquinas, aunque ha sido imposible confirmar su localización. El conservador del patrimonio cultural polaco, que rehusó concretar el lugar exacto del hallazgo y la fecha de inicio de las operaciones de desentierro, insistió en la peligrosidad de las labores ante la posibilidad de que el tren también contenga explosivos. «Las operaciones tendrán que llevarlas a cabo equipos de especialistas, entre ellos artificieros, porque existe el riesgo de que el tren esté minado», afirmó.

La prensa local ha publicado reportajes asegurando que el tren misteriosamente desaparecido procedía de la ciudad alemana oriental de Breslau -hoy llamada Wroclaw y parte de Polonia- y llevaba consigo hasta 300 toneladas de oro, así como lotes de diamantes y otras piedras preciosas y maquinaria industrial. Según la leyenda local, el tren entró en un túnel en la montañosa región de Baja Silesia y nunca salió.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.