Ir a contenido

TERRORISMO EN ASIA

Reabre el santuario hindú atacado en Bangkok

Las autoridades tailandesas buscan al autor del atentado y a sus cómplices

Una mujer turista visita el santuario de Erewan, este miércoles.

Una mujer turista visita el santuario de Erewan, este miércoles. / EFE / NARONG SANGNAK

Las autoridades de Bangkok reabrieron hoy al público el santuario de Erewan, altar religioso donde el pasado lunes detonó una bomba que causó 20 muertos y 125 heridos, según las últimas cifras oficiales.

Centenares de fieles acudieron a primera hora del día al santuario de Erawan, en una de las esquinas más transitadas del corazón comercial de la capital tailandesa, escenario del peor atentado vivido por el país asiático.

Los devotos colocaron barras de incienso y ofrendas florales en el recinto religioso dedicado a la representación tailandesa del dios hindú Brahma, afamado entre los locales por atraer la buena fortuna.

Vendedores locales, habituales antes del trágico suceso, también regresaron a su cita en los alrededores del mausoleo.

FLORES COMO HOMENAJE

Decenas de rosas rojas, junto a carteles y postales de recuerdo, fueron depositadas el martes de manera espontánea en uno de los pilares del metro elevado que sobrevuela el altar religioso.

Al caer la noche, otro grupo de personas colocó velas y rezó por las almas de los fallecidos.

Una bomba de fabricación casera, con entre 3 y 5 kilos de dinamita y cargada de metralla, explotó en plena hora punta el pasado lunes cuando turistas extranjeros y locales transitaban por la zona.

BÚSQUEDA DE UN SOSPECHOSO

Las autoridades locales buscan a un varón sospechoso de ser el autor de la matanza, aunque, hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque terrorista.

Las cámaras de seguridad captaron a un joven de pelo largo, gafas, camiseta amarilla y que cargaba una mochila que la abandonó en el santuario.

El martes, otra bomba explotó sin causar víctimas cerca del río Chao Phraya que cruza la capital.

El Gobierno contempla varias hipótesis sobre la autoría y los motivos del ataque en una investigación que continúa y cuyos detalles no han sido transmitidos a la prensa.

0 Comentarios
cargando