EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA

Italia busca a 400 desaparecidos en el mar mientras afronta más llegadas

Varios testimonios cuentan a las oenegés que en la barcaza hundida iban muchos jóvenes y menores

El país ha recibido a 10.000 inmigrantes desde el sábado, una avalancha sin precedentes en años

Un grupo de inmigrantes rescatados por la embarcación RBD llega al puerto de Corigliano Calabro, este miércoles.

Un grupo de inmigrantes rescatados por la embarcación RBD llega al puerto de Corigliano Calabro, este miércoles. / EFE / FRANCESCO ARENA

Se lee en minutos

ROSSEND DOMÈNECH / ROMA

La guardia costera italiana y la Marina buscan en el Mediterráneo a los 400 inmigrantes que, según el relato de varios supervivientes, viajaban en una barcaza que volcó al mar y están desaparecidos, mientras el parís afronta un avalancha migratoria que no tiene precedentes en los últimos años. Desde el sábado, 10.000 personas han sido rescatadas en aguas del sur de Sicilia y de la isla de Cerdeña por el dispositivo europeo Frontex y la Armada italiana.

Entre los llegados figuran varias decenas de mujeres embarazadas y 450 menores, 317 de los cuales viajaban solos. Fuentes oficiosas informaron este miércoles que otras 3.000 personas se encontraban la pasada  noche en aguas internacionales, navegando hacia Italia.

Mientras, nuevos datos todavía muy parciales afloran sobre la tragedia del último naufragio que ha dejado a 400 desaparecidos en el mar. Según los supervivientes, la barcaza en la que viajaban 550 personas  habrían volcado. Testimonios con los que pudo hablar ACNUR han explicado que el naufragio se produjo cuando todos sus ocupantes se trasladaron a un mismo lado de la cubierta, al ver que otra nave de grandes dimensiones se dirigía hacia ellos. Entre los desaparecidos había «muchos jóvenes y menores», según  la oenegé Save the Children.

BÚSQUEDA Y RESCATE

La oenegé Human Rights Watch (HRW) calificó como una «intolerable pasividad» la actitud de la UE ante la inmigración y dijo que la última tragedia obliga «a la Unión Europea a poner en marcha una amplia operación de búsqueda y rescate». Judith Sunderland, directora de la organización, añadió que «si se confirman las noticias, se trataría de una de las mayores tragedias en una de las zonas más peligrosas del mundo». Hasta ahora el mayor naufragio se produjo en el 2013 cerca de la isla italiana de Lampedusa, cuando perecieron 366 personas y otras 20 siguen todavía desaparecidas.

Con este drama como trasfondo, la necesidad de acoger y distribuir a los 10.000 inmigrantes en todo el territorio nacional está provocando la sublevación de las regiones, principalmente las de Lombardía (Milán) y Véneto (Venecia), con fuerte presencia de la xenófoba Liga Norte. «Ocuparemos las pensiones, hoteles y escuelas», ha amenazado Matteo Salvini, líder de aquel partido, después de que el Ministerio del Interior haya pedido a los delegados del Gobierno en las regiones habilitar 6.500 puestos de acogida. Las masivas llegadas han obligado a las autoridades italianas a improvisar centros de inspección médica y de primera identificación en los muelles de varios puertos sicilianos.

Te puede interesar

CRÍTICAS A LA UE

El ministro de Exteriores, Paolo Gentiloni, dijo este miércoles que el problema de la inmigración debe «ser resuelto en la raíz», estabilizando la situación en Libia y subrayó que «es más bien poco que una superpotencia económica como la UE invierta tres millones al mes» para la operación Frontex, después de que en noviembre sustituyera a la de Mare Nostrum, a cargo del Gobierno de Roma, que contaba con un presupuesto de 9,3 millones de euros.