Irán exige el cese inmediato de los bombardeos saudís contra los rebeldes huthis en Yemen

Riad ultima con otros países árabes una operación militar terrestre en defensa del presidente Mansur Hadi

Equipos de rescate y civiles buscan a supervivientes entre los escombros de los bombardeos saudis.

Equipos de rescate y civiles buscan a supervivientes entre los escombros de los bombardeos saudis. / REUTERS / KHALED ABDULLAH

Se lee en minutos

El Gobierno de Irán ha exigido este jueves el fin inmediato de las operaciones militares en Yemen lideradas por el Ejército de Arabia Saudí, al tiempo que ha anunciado que realizará todos los esfuerzos para controlar la crisis.

Aviones de combate de Arabia Saudí y de otros países árabes aliados han bombardeado este jueves a las milicias rebeldes huthi, de confesión chií y apoyadas por Teherán, para expulsar del poder al presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyado desde Occidente. La cadena de televisión Al Arabiya, de capital saudí, ha informado que se prepara una ofensiva terrestre con tropas de otros países arabes.

"Los bombardeos saudís deben detenerse inmediatamente, va contra la soberanía en Yemen", ha asegurado el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif. "Realizaremos todos los esfuerzos para controlar la crisis en Yemen", ha asegurado Zarif, que se encuentra en la ciudad suiza de Lausana, ultimando un acuerdo con varias potencias internacionales sobre el programa nuclear iraní.

Los bombardeos saudís se producen poco después de que éste y otros países árabes como los Emiratos Árabes UnidosKuwait Catar, decidieran responder a la petición del presidente yemení de actuar militarmente para frenar el avance de los rebeldes hutís.

El ministro saudí de Defensa, el príncipe Mohameb bin Salman, es quien supervisa en el Centro de Operaciones de la Fuerza Aérea la operación militar. Los primeros bombardeos saudís han causado la destrucción de baterías antiaéreas del grupo chií, de cuatro aviones de combate y de la base aérea Al Dalaimi. 

Mueren civiles en Saná

Al menos 13 civiles han muerto este jueves en un bombardeo de un caza saudí contra el barrio residencial de Bani Heuat, en el norte de la capital yemení Saná, según ha podido constatar Efe.

Un total de cinco viviendas han quedado destruidas por el impacto de un proyectil, que al parecer iba dirigido contra el cercano aeropuerto internacional de Saná -en manos del movimiento chií de los hutis-, pero erró su trayectoria.

Numerosas personas resultaron también heridas en Beni Heuat, donde los equipos de rescate trabajan para sacar a las víctimas, entre las que hay mujeres y niños, de debajo de los escombros.

Según la televisión Al Masira, del movimiento huthí, también hubo bombardeos contra el barrio Al Sabaha, en el oeste de la capital.

La cadena hizo un llamamiento a los médicos para que acudieran de urgencia a los hospitales y a los habitantes para que donaran sangre.

Te puede interesar

Los hutíes se situaron ayer a las puertas de la ciudad de Adén, donde Hadi estableció su sede tras huir de Saná, lo que ha desencadenado esta operación regional.