Ir a contenido

FUERZA DE CHOQUE

Los 'Ángeles de Charlie' de Nueva Delhi: mujeres policía contra los violadores

Las autoridades crean una unidad de policías que se desplegarán de incógnito en los lugares donde se producen más agresiones sexuales

Entrenamiento de las mujeres de la nueva unidad de policía contra los violadores.

Entrenamiento de las mujeres de la nueva unidad de policía contra los violadores. / Rebecca Conway (AFP)

Sus superiores en la policía de Nueva Delhi las llaman ya "los Ángeles de Charlie", en recuerdo a las tres brillantes y combativas detectives de la serie de televisión. En este caso, se trata de un equipo de 40 mujeres que están recibiendo un entrenamiento de alto nivel en artes marciales para convertirse en la fuerza de choque de la policía para combatir la lacra de las agresiones sexuales, que ha hecho que Nueva Delhi haya sido rebautizada como la "capital de la violación".

"No vamos a tolerar ningún mal comportamiento", ha afirmado su responsable, la policía Bharti Wadhwa. Esas agentes irán de civil y se desplegarán en los autobuses, las estaciones de metro y la entrada a las universidades, que es donde se suelen producir más ataques. "La unidad será desplegada en los lugares donde las mujeres son más vulnerables", ha afirmado un responsable policial, que ha añadido: "Las chicas y las mujeres deben sentir que esos ángeles de la guarda están ahí para protegerlas en todo momento".

2.000 VIOLACIONES AL AÑO

Las agresiones sexuales a mujeres en Delhi saltaron a las primeras páginas de los medios de comunicación de todo el planeta en diciembre del 2012, cuando una joven estudiante de 23 años murió después de sufrir una salvaje violación en grupo. Para poner freno a esa lacra, el nuevo jefe de la policía de la ciudad, Bhim Sain Bassi, apodado 'Charlie Papa', ha creado esa unidad de mujeres policías, que han sido llamadas, por tanto, 'los ángeles de Charlie'.

Los defensores de los derechos de las mujeres aplauden la iniciativa aunque se muestran escépticos sobre el efecto que puede tener una unidad de solo 40 mujeres en una ciudad de 16 millones de personas en que el año pasado se denunciaron 2.069 violaciones.