Ir a contenido

LA OPOSICIÓN EN RUSIA

Las Pussy Riot cargan contra Putin tras salir de prisión

Las dos cantantes amnistiadas dicen que se consagrarán a defender a los presos

EL PERIÓDICO
MOSCÚ

Casi dos años en la cárcel no han doblegado su espíritu combativo. Las dos integrantes del grupo punk

Pussy Riot liberadas ayer tras la amnistía decretada por el presidente ruso Vladimir Putin aseguraron que continuarán luchando por la defensa de los derechos y libertades en su país. Lejos de dulcificar sus opiniones sobre Putin, las integrantes del grupo musical -encarceladas tras una actuación reivindicativa dentro de una iglesia en agosto del 2011- volvieron a cargar las tintas contra el presidente.

«Si tuviera la posibilidad de negarme a la amnistía lo habría hecho porque no creo que sea un acto humanitario sino una operación propagandística», aseguró Maria Aliojina, de 25 años, poco después de abandonar la prisión. «No lo considero una amnistía sino una profanación», abundó la joven.

Otra de las integrantes del grupo punk, Nadezhda Tolokonnikova, liberada de una cárcel de Siberia, aseguró que su puesta en libertad es «una carga de responsabilidad» ante la población prisionera rusa.

PRESOS / «La línea entre la libertad y la falta de ella es muy delgada en Rusia, un Estado autoritario», detalló para, a renglón seguido, hacer hincapié en que luchará para defender los derechos de los presos porque ahora dice estar unida al sistema penitenciario con lazos de sangre.

Ambas iban a cumplir toda su condena en unos meses. «Espero que trabajemos juntas y aprovechemos esta experiencia de estos dos años, que no han sido años perdidos, porque me han permitido conocer el funcionamiento del Estado desde dentro», argumentó Tolokonnikova, madre de una niña de 2 años. Figuras de la talla de Paul McCartney, Sting o Madonna han participado en la campaña para la liberación de las jóvenes.

La liberación de las Pussy Riots se produjo solo días después de la puesta en libertad del icono por excelencia de la oposición rusa en la última década, el exmagnate petrolero Mijail Jordorkovski, preso durante 10 años por delitos económicos y fiscales. A diferencia de las cantantes, el empresario, que está en Berlín, dejó claro que no entrará en política como opositor a Putin.