CONFLICTO DIPLOMÁTICO EN EUROPA

La embajada del Reino Unido en Berlín, acusada de espionaje

La legación, cerca de la oficina de Merkel, oculta antenas de escucha en la azotea

El Ministerio de Exteriores alemán cita de inmediato al embajador británico

Antenas de escucha en el tejado de la legación británica en Berlín.

Antenas de escucha en el tejado de la legación británica en Berlín. / reuters / fabrizio brench

2
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE
LONDRES

Los informes secretos filtrados por el exinformático de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), Edward Snowden, vuelven a salpicar al Reino Unido. Documentos y fotografías, de las que ayer se hacía eco el diario The Independent, sugieren que los servicios de inteligencia británicos disponían de un sofisticado sistema de espionaje en su embajada en Berlín.

Las presuntas antenas, de una gran potencia, están camufladas en el tejado de la embajada situada en el centro de la capital alemana, en el barrio gubernamental y próxima a los despachos de la cancillera Angela Merkel, los centros de prensa, el Parlamento y el hotel Adlon, alojamiento habitual de los jefes de Estado de visita en la ciudad. Según los informes de Snowden, la NSA, en colaboración con los servicios secretos británicos y otros «socios clave», manejan «una red de puestos de espionaje electrónico desde sedes diplomáticas en todo el mundo, con las que interceptan información de los paises anfitriones».

El Ministerio de Exteriores germano citó inmediatamente al embajador del Reino Unido en Alemania, Simon McDonald, para pedirle explicaciones sobre la presunta estación de escucha. Durante la entrevista, el director general para Asuntos Europeos, Guido Westerwelle,  le recordó que «interceptar comunicaciones desde las instalaciones de una misión diplomática vulnera las leyes internacionales».

En Londres, el portavoz del primer ministro, David Cameron, al ser preguntado sobre la nueva acusación, se negó a hacer cualquier comentario «sobre temas de inteligencia». Cameron no ha hablado con Merkel sobre el asunto, aclaró el portavoz, quien insistió en que «las relaciones con el Gobierno germano son excelentes y lo van a seguir siendo».

Noticias relacionadas

COLABORACIÓN ESTRECHA / Documentos y fotografías, «junto a informaciones sobre actividades de espionaje en el pasado en Alemania, sugieren que Gran Bretaña posee su propia estación secreta de escucha, que recuerda de manera increíble a los equipos de espionaje utilizados por la agencia británica GCHQ durante la guerra fría desde el oeste de Berlín», señala The Independent. Esa estructura es similar a la que poseía la embajada de EEUU, situada a menos de 150 metros de los locales diplomáticos británicos. Los norteamericanos habrían desactivado aparentemente la pasada semana esos equipos de escucha tras el enorme escándalo del pinchazo del teléfono móvil de Merkel durante una década.

Los documentos desvelados por Snowden, que se vienen publicando desde hace meses, muestran la existencia de una estrecha colaboración entre los servicios de inteligencia de Londres y Washington. Es la segunda vez en menos de dos semanas que representantes diplomáticos de países aliados y anglosajones son «invitados» a personarse en el ministerio de Exteriores alemán para responder a acusaciones de espionaje. El pasado 24 de octubre fue el turno del embajador de EEUU a causa de los pinchazos del móvil de Merkel.