Ir a contenido

"Mubarak es un buen hombre"

El barrio de las pirámides es feudo de los nostálgicos del 'exrais' y de rivales de los Hermanos Musulmanes

El turismo es su fuente de vida y culpan a la revolución de la crisis que está viviendo el sector

KIM AMOR (enviado especial) / El Cairo

Uno de los barrios de El Cairo donde se concentra un buen número de nostálgicos del régimen de Hosni Mubarak, que ahora apoyan al general Abdel Fatah al Sisi --el nuevo hombre fuerte de Egipto-- y que son enemigos de los islamistas, es Nazlet el Samman, sede de las majestuosas pirámides de Giza.

No es que la población tenga una posición política demasiado definida, en realidad les da más o menos igual quien mande, siempre y cuando mantenga el país estable y en orden y, sobre todo, no espante al turismo occidental, que es su principal fuente de ingresos.

"Este país necesita un líder fuerte", dice entre sorbo y sorbo de un té a la menta Ismail Abdalá, guía turístico de 35 años.
Para muchos de los vecinos de este barrio, plagado de comercios de suvenires --hoy casi todos cerrados-- los 30 años de presidencia de Mubarak fueron dorados, al menos económicamente, aunque admite Abdalá que entonces "el país vivía bajo un régimen corrupto y en un Estado policial".

>>Lea la información completa sobre el barrio de los nostálgicos de Mubarak en e-Periódico.