Bangladés deja de buscar a supervivientes del edificio derrumbado

El Corte Inglés se abastecía de las prendas que allí se fabricaban, y la empresa Mango había realizado un pedido de prueba

2
Se lee en minutos

Las autoridades de Bangladés han puesto fin este lunes a la búsqueda desupervivientesdel derrumbe del edificio que el pasado miércoles causó al menos381 muertos y un número indeterminado dedesaparecidos, ha informado la prensa local.

"Hemos asumido que no queda nadie con vida", ha dicho el general de brigada Ajmal Kabir, que dirige las operaciones de auxilio, al portal de noticias bdnews24.com.

Los equipos de rescate han comenzado a usar maquinaria pesada para limpiar losescombrosdel inmueble que alojaba cinco talleres textiles en la localidad de Savar, en las cercanías de Dacca, la capital, cinco días después del siniestro. Hasta el momento 2.437 personas han sido rescatadas de entre los escombros.

La última persona con vida que encontraron los bomberos, una mujer atrapada por la cintura, no pudo ser rescatada anoche debido a que estalló un incendio.

"No pudimos salvar a esa mujer. Se llamabaShashinay era de Kushtia", ha afirmado a la prensa local un bombero que resultó herido.

La primera ministra,Sheikh Hasina, visitó este lunes por primera vez el lugar del accidente y habló con las víctimas en el hospitalEnam Medical de Savar.

La policía arrestó este domingo al dueño del edificio y antes había detenido a tres propietarios de los talleres, así como a dos ingenieros municipales.

El empresario españolDavid Mayor, director general de Phantom-Tac, una de las fábricas textiles que se alojaban en el edificio, es buscado por las fuerzas del orden bangladesís y se encuentra en paradero desconocido.

Las autoridades afirmaron que los dueños de los talleres ignoraron las grietas que aparecieron un día antes del accidente en el edificio y obligaron a los trabajadores a entrar en él.

Malas condiciones laborales

El desastre ha vuelto a poner de manifiesto lasmalas condiciones laborales y de seguridad que sufren los trabajadores de talleres textiles en el país asiático, que abastecen a multinacionales occidentales.

Las compañías internacionales que confirmaron la producción en alguna de las empresas locales implicadas en el siniestro fueronPrimark,El Corte Inglés,Bon Marche yJoe Fresh.

Las dos primeras mostraron públicamente a través de sendos comunicados su "tristeza" por lo sucedido.

La españolaMango mantenía conversaciones con una de las fábricas del edificio y había realizado un pedido de prueba por lo que aparecieron etiquetas suyas en el lugar del siniestro.

Esa empresa asegura que no mantenía ninguna relación contractual con los talleres afectados.

Noticias relacionadas

Bangladés es el país del mundo con los costes más baratos de producción en la industria de la ropa y por eso empresas de todo el mundo, incluidoChina, están trasladando parte de su producción al país asiático, de acuerdo con la Campaña Ropa Limpia.

Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Textil de Bangladés, en los últimos 15 años ha habido unos600 muertos y 3.000 heridos en accidentes ocurridos en fábricas textiles (incendios o derrumbes) en el país.