ROBO EN LA CAPITAL DE BÉLGICA

Atraco de película a un avión que transportaba diamantes en el aeropuerto de Bruselas

Ocho hombres armados vestidos como policías belgas asaltaron el aparato sin disparar un tiro

Una furgoneta de la empresa encargada de transportar los diamantes robados entra en el aeropuerto de Bruselas, este martes.

Una furgoneta de la empresa encargada de transportar los diamantes robados entra en el aeropuerto de Bruselas, este martes. / JULIEN WARNAND (EFE)

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

Un grupo de ocho hombres fuertemente armados y vestidos como policías belgas asaltó un avión en las pistas del aeropuerto de Bruselas este lunes por la noche y se apoderó de un botín de diamantes en bruto valorado en más de 37 millones de euros, según ha informado la fiscalía de Bruselas y el centro de diamantes de Amberes.

Los asaltantes actuaron como un comando perfectamente coordinado y cometieron el robo en apenas cinco minutos, según ha destacado la fiscalía. Poco antes de las 8 de la noche, los asaltantes, armados con fusiles ametralladores y el rostro oculto por un pasamontañas, salieron de dos vehículos negros provistos de faros policiales y se apoderaron de los diamantes que habían trasladado los guardias de seguridad de la compañía Prinks a la bodega de carga de un avión de pasajeros operado por la compañía suiza Helvetic Airways que se preparaba para despegar con destino a Zurich.

Sin disparar un tiro

Noticias relacionadas

Los asaltantes encañonaron al piloto, al copiloto y a los empleados de Prinks, pero no dispararon ningún tiro y nadie resulto herido, ha precisado la fiscalía. Los asaltantes forzaron las puertas de la zona de carga de la bodega del avión y se llevaron 120 paquetes, ha detallado la fiscalía. El vuelo fue cancelado y los pasajeros no se enteraron de nada mientras se produjo el robo, según fuentes del aeropuerto.

Los dos vehículos partieron de inmediato a gran velocidad y abandonaron las instalaciones del aeropuerto por el mismo agujero en la valla de seguridad del recinto por el que habían entrado. Uno de los vehículos probablemente utilizado en el robo ha sido hallado totalmente carbonizado en la localidad de Zellick, al noroeste de Bruselas, según fuentes policiales.