Ir a contenido

CONMOCIÓN EN TÁNGER

Otra menor marroquí es obligada a casarse con su violador

Safae se quedó embarazada con tan solo 14 años y ahora sufre una depresión

BEATRIZ MESA

A Safae también le robaron el sueño de alcanzar algún día la jotoba --el día en que un hombre le pediría la mano y con él perdería la virginidad y crearía una familia--. Tras el suicidio de Amina, la joven de Larache que se quitó la vida después de haber sido obligada a casarse con su propio violador, un segundo caso vuelve a conmocionar el sector feminista del país.

Safae tan solo tenía 14 años cuando abusaron de ella. Se quedó embarazada y para reparar el daño moral que hubiera causado dar a luz a un hijo fuera del matrimonio, un juez de su ciudad, Tánger, medió para que la joven permaneciera, condenada, junto a un hombre que no conocía y peor aún, la violó. Desde aquella tragedia, hace un año, la menor vive presa de una profunda depresión. El juez de Tánger presionó a los padres de Safae para salvar el honor de toda la familia de tradición islámica hasta obligarlos a que accedieran a casar a la chica con su violador en una vista en la que estaba presente la familia y el abogado del violador, pero no la de la víctima.

La familia, apoyada y animada por la reciente marea de condenas que se han producido contra este tipo de prácticas, se ha dirigido a los tribunales para denunciarlo. El Código Penal incluye una polémica ley que permite al violador desposar a su víctima y librarse así de la cárcel.

0 Comentarios
cargando