EL ÚLTIMO RECURSO ANTE LA JUSTICIA

El Tribunal Supremo británico estudia la apelación de Assange contra la extradición a Suecia

El fundador de Wikileaks lleva 13 meses en libertad vigilada acusado de violar a una mujer y agredir sexualmente a otra

El Tribunal Superior del Reino Unido aprobó su extradición a Estocolmo

Julian Assange, en octubre, en Londres.

Julian Assange, en octubre, en Londres. / LUKE MACGREGOR (Reuters)

Se lee en minutos

BEGOÑA ARCE / Londres

Julian Assange libra a partir de este miércoles la batalla final contra su extradición a Suecia, donde las autoridades de aquel país le reclaman por abusos sexuales.El fundador de Wikileaks comparece ante el Tribunal Supremo, con sede en Londres, la máxima y última instancia de la justicia británica.

Supuesta violación

Después de trece meses de permanecer en Inglaterra en libertad vigilada y tras ver como el Tribunal Superior aprobaba su extradición, sus posibilidades de evitar que esa decisión se cumpla son pocas. Assange, de 40 años está acusado de violar a una mujer y agredir sexualmente a otra en Estocolmo, en agosto del 2010, cargos que él siempre ha negado.

La vista en el Supremo deberá durar dos días y contará con la presencia excepcional de los siete jueces que componen el Tribunal, aunque habitualmente solo cinco magistrados suelen atender las demandas que llegan a sus manos. El hecho de que todos los jueces en pleno se ocupen de la reclamación, solo puede justificarse por la importancia mediática de un caso, que desde un punto de vista puramente legal, no parece entrañar especial complejidad, ni excepcionalidad, según diversos expertos.

La sentencia del Supremo puede hacerse esperar aún algunas semanas, pero en caso de que el fallo sea contrario al australiano, su extradición a Suecia se realizará en el plazo de diez días. La entrega a aquel país se efectuará aunque los abogados de Assange apelen al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, ya que Suecia es un país firmante de esa Convención.

Noticias relacionadas

El miedo a EEUU

El fundador de Wikileaks siempre ha defendido su inocencia y sostiene que las acusaciones son una maniobra política. Su gran temor es que Suecia solo sea una etapa,para ser entregado más tarde a Estados Unidos, donde los cargos contra él, por la divulgación masiva de documentos diplomáticos secretos, podrían ser mucho más graves. Figura cada vez más controvertida, la última iniciativa de Assange ha sido la de participar en un espacio de televisión de 30 minutos, que durante diez semanas emitirá a partir de marzo una cadena rusa, controlada por el Krelim.