Terror en Noruega

Obsesionado con el poder

Anders Behring Breivik es un ávido lector de literatura política y adicto a los foros de debate

Anders Behring Breivik, en una imagen de Facebook.

Anders Behring Breivik, en una imagen de Facebook.

2
Se lee en minutos
EDUARDO SOTOS
BARCELONA

Basta echar una ojeada a los títulos de los libros preferidos de Anders Behring Breivik para darse cuenta de la fascinación del joven por conceptos tales como el poder, la justicia y la verdad. En su cuenta de Facebook destacan preferencias por lecturas de los clásicos de la literatura política como1984, de George Orwell, oEl Príncipe,de Maquiavelo.

Buena prueba de su obsesión por la política es su vinculación con el Partido del Progreso (FrP), de la derecha populista noruega y al que últimamente, sin embargo, no dejaba de criticar en foros de política por ser demasiado blando en temas de inmigración.

A juzgar por el alto número de entradas y comentarios que Breivik había realizado en la página web de debates sobre política Debatten.no o la relacionada con movimientos neonazis Nnordisk.nu, el joven dedicaba su tiempo libre a escribir y debatir en estos foros. En sus escritos, repletos de la retórica clásica de la extrema derecha, acusa a la sociedad noruega de sufrir una perdida de los valores cristianos y de ser víctima de un proceso de«islamización». Sin embargo, el joven noruego no se considera a sí mismo un nazi, sino un patriota cristiano y conservador además de enemigo acérrimo del comunismo.

No menos significativa es su obsesión por Max Manus, héroe de la resistencia noruega durante la ocupación del país por parte de las tropas alemanas durante la segunda guerra mundial. Para Breivik, no basta con ser un ciudadano concienciado, sino que hay que actuar, como hizo en su dia Manus, para «salvar la civilización occidental», escribió el joven en uno de sus comentarios.

La masonería también destaca entre los gustos del presunto autor del atentado de Oslo y de la matanza a tiros de Utoya. En su cuenta de Facebook puede verse varias fotos. En una luce sonriente la típica indumentaria de la logia masónica.

Además de ser un intelectual, Breivik es un apasionado de la caza. A tal efecto, había hecho acopio de un «pequeño arsenal»que incluía una pistola automática Glock, una escopeta y un rifle de precisión. Todas las armas estaban registradas a su nombre y debidamente legalizadas.

Los videojuegos de guerra es otra de las pasiones del homicida. Títulos como Modern Warfare 2oWorld of Warcraftaparecen destacados en su Facebook.

Chico normal

Noticias relacionadas

Llegados a este punto, a nadie puede extrañar ya que la serie norteamericanaDexter, que relata los asesinatos cometidos por un forense psicópata de la policía, sea su favorita. Otra detalle en su ya ahora mundialmente famoso muro de Facebook son los patrocinadores que aparecen en forma de anuncios asociados a loshot topicsdel perfil. Hay desde un anuncio del Tea Party al de una tienda de suplementos nutritivos para culturistas.

No son pocos los que creen ver el perfil de un psicópata en estos gustos tan peculiares, pero lo cierto y lo que quizás sea lo más inquietante, es que, este chico residente en los barrios altos de Oslo y diplomado en Comercio tiene los gustos de lo que se suele considerarse en Noruega un«chico normal».