Ir a contenido

El Polisario debatesisigue negociando o vuelve a las armas

BEATRIZ GARCÍA / RABAT

El Frente Polisario se debatía anoche entre volver a tomar las armas o mantenerse en el camino de las estancadas negociaciones bajo los auspicios de la ONU para resolver el futuro del Sáhara Occidental. Los 1.800 congresistas reunidos desde el viernes en Tifariti se enfrentaban a una dura votación que muy probablemente desemboque en un ultimátum y que, en cualquier caso, pone de manifiesto el hartazgo saharaui ante un conflicto enquistado. "Estamos dispuestos a rearmarnos y a romper las relaciones con las Naciones Unidas si Marruecos no acepta nuestro legítimo referendo de autodeterminación", sentenciaba ayer Mohamed Hadad, portavoz del congreso.

Sobre el terreno no hay dudas: a las decenas de miles de refugiados en Argelia y a los defensores de la causa saharaui en los territorios que Marruecos ocupa desde 1975 se les agotó la paciencia y si por ellos fuera estarían dispuestos a organizarse desde hoy mismo. "La vía militar es la única solución para la independencia", señalan activistas de El Aaiún.

CAMBIOS

Una segunda votación histórica era esperada anoche en Tifariti, a propuesta del propio presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz: "Pido alternancia a la cabeza del movimiento, que se otorgue solo un mandato al secretario general y que se abra la dirección a las mujeres", anunció Abdelaziz, líder del Polisario desde 1976.

A juicio de Hadad, el congreso tendrá en todo caso consecuencias cara a la tercera ronda de contactos con Marruecos, prevista para enero en Nueva York. De celebrarse, dice, "solo brotarán obstáculos por parte marroquí". Marruecos únicamente quiere sentarse a negociar sobre la base de su plan de autonomía.

0 Comentarios
cargando