Ir a contenido

Por un uso love de la tecnología

Tecnología que hace posible la magia de la Navidad

Estas Navidades tu smartphone puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de felicitar las fiestas, de comprar los regalos o de reencontrarte con tu primer amor

Gema Carrasco / BeContent

Imagen de la campaña #porunusoLovedelatecnología

Imagen de la campaña #porunusoLovedelatecnología / Orange

Estas fechas siempre están marcadas por los reencuentros. Volver a ver a familiares con los que solo te juntas una vez al año o a aquellos que “vuelven a casa por Navidad”. Cuando llegue de nuevo enero quedarán de recuerdo aquellas fotos que os hicisteis la familia entera durante la cena de Nochebuena. Y en este caso, agradeceréis tener un móvil a mano. Utilizar internet y los smartphones durante las fiestas puede ser positivo si se hace un uso responsable de ellos.

En este sentido, Orange ha lanzado su nueva campaña navideña en el marco de Por un uso love de la tecnología para concienciar a los usuarios de la importancia de hacer un uso seguro, sano y responsable de nuestros smartphones.

Nuestro smartphone no solo se puede convertir en el mejor cómplice para coleccionar recuerdos de esos encuentros navideños, también pueden ser el aliado perfecto que nos ponga en contacto con aquellas personas que no han podido viajar en estas fechas y que se encuentran a muchos kilómetros de distancia. Una videoconferencia por Skype puede cambiarte las Navidades y acompañarte en ese sofá en el que ibas a cenar con tu mascota mientras veías al televisor. Y es que la tecnología tiene la capacidad de recortar esos kilómetros y acercar a las personas.

Un fiel compañero

Pero, ¿os acordáis de aquella época de vuestra vida en la que no había internet en los móviles? Todo era por SMS y el papel jugaba un rol comunicativo esencial. Antes todas las felicitaciones navideñas venían en forma de postal o carta a través del servicio de mensajería. Ahora puedes felicitar las fiestas con recursos multimedia (personalizados y originales) y difundirlos… a todos aquellos que tengas en tu agenda telefónica. Y rápido.

Hemos ganado tiempo, y este tiene un valor incalculable. La tecnología nos ha brindado la posibilidad de establecer contacto en apenas unos segundos pero también nos ha permitido ahorrarnos las aglomeraciones en plena época de compras navideñas. ¿Cuánto dinero vale esperar 2 horas de cola en una tienda física? A golpe de un clic puedes comprar los regalos y tenerlos a tiempo para ponerlos debajo del árbol. Todo ello sin esperas, y solo con tu terminal móvil.

Si seguimos visualizando las situaciones en las que nuestro teléfono móvil se puede convertir en un aliado, no podemos evitar pensar en la vuelta a casa tras una cena de Navidad. El transporte en estas fechas no es, digamos, del todo eficaz. Por eso, nuestro smartphone puede convertirse en una especie de salvador que nos permite llamar a un taxi o pedirlo por una aplicación. La tecnología no solo nos acerca a quienes más queremos durante estos entrañables días sino que además nos hace la vida más fácil.

Más cerca que nunca

La Navidad también tiene su lado mágico y nostálgico y nos recuerda a aquellas personas que ya no están o a las que perdimos la pista hace mucho. La tecnología, gracias a las redes sociales, tiene el poder de volver a unirte a esa persona que, por un cambio de ciudad, un malentendido o una decisión mal tomada dejaste de ver. Ahora es más fácil que nunca volver a ver a esa compañera de pupitre del colegio con la que ibas todas las Navidades a ver la cabalgata y de la que nunca más supiste. ¿Sería bonito volver a reencontraros para ir a ver el desfile de los Reyes Magos con vuestros hijos? La magia de la tecnología es capaz de conseguirlo.

Para que la experiencia tecnológica sea del todo satisfactoria, es fundamental hacer un uso seguro, sano y responsable. Este es el objetivo del proyecto promovido por Orange, Por un uso love de la tecnología, cuya campaña navideña nos recuerda la importancia de adoptar buenos hábitos en lo referente a nuestra vida online.

Temas: Navidad