Transporte anual de 14 millones de usuarios

Puertas que no cierran y ruedas con boquetes: las averías persisten en los buses del Baix Llobregat

Boquetes en las ruedas y en el suelo y puertas abiertas mientras van en marcha buses del Baix Llobregat.

Boquetes en las ruedas y en el suelo y puertas abiertas mientras van en marcha buses del Baix Llobregat.

  • El servicio sigue adoleciendo de deficiencias, unas 50 incidencias por día en septiembre, a pesar de la mejoría en relación a la primera mitad de año

  • De accesos rotos a neumáticos agujereados, las anomalías se cronifican y el AMB asegura estar "tramitando mecanismos sancionadores contractuales"

3
Se lee en minutos
Manuel Arenas
Manuel Arenas

Redactor

Especialista en historias locales, audiencias e información del área metropolitana de Barcelona y reporterismo social

Escribe desde área metropolitana de Barcelona

ver +

Las líneas de autobuses urbanos del Baix Llobregat, objeto de controversia en lo que va de año debido a las múltiples deficiencias denunciadas por los usuarios del transporte público, siguen operando habitualmente a día de hoy con averías de calado pese al compromiso de enmendarlas este pasado agosto suscrito entre la empresa que presta el servicio desde diciembre de 2021, Avanza (antes lo operaba Mohn), y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), administración competente.

Sin ir más lejos, a mediados de este mes de septiembre hubo días en que se llegaron a contabilizar una cincuentena de incidencias entre las líneas que dan servicio diurna y nocturnamente en grandes municipios catalanes como Castelldefels, Gavà, Viladecans, El Prat, Cornellà, Sant Boi, L'Hospitalet de Llobregat y sus respectivas conexiones con Barcelona, según ha constatado EL PERIÓDICO.

A pesar del número de incidencias, fuentes del AMB, que reconocen la "dificultad" del pasado mes de julio, aseguran que el servicio se presta hoy "con normalidad" y enfatizan la "drástica reducción de las quejas de los usuarios". Fuentes del entorno de Avanza admiten la mejoría y la desescalada en las incidencias, que en momentos álgidos del conflicto como julio llegaron a las 80-90 diarias, si bien siguen poniendo el foco en las molestias y los riesgos de los deterioros.

Entre otros, la semana del 12 al 18 de septiembre se diagnosticaron fallos en puertas que no cerraban en los vehículos de las líneas L80 (Barcelona-Gavà), L96 (Castelldefels-Sant Boi) o L97 (Barcelona-Castelldefels); temperaturas excesivamente elevadas en los motores de las líneas L86 (Barcelona-Viladecans), L95 (Barcelona-Castelldefels) o L99 (Castelldefels-El Prat); y fallos de pérdida de agua o en el aire acondicionado que obligó a llevar a cabo cambios de autobuses en líneas como la L96 (Castelldefels-Sant Boi) o la L80 (Barcelona-Gavà).

Estos últimos defectos se suman a desperfectos tales como boquetes en las ruedas, intermitentes fundidos o fallos en la suspensión, los cuales también han tenido presencia en los servicios de Avanza durante finales de agosto y principios de septiembre. La cronificación de las anomalías del servicio irrita tanto a trabajadores como a usuarios, cuyas preocupaciones ha secundado el propio Síndic de Greuges de Catalunya. Según los últimos datos del AMB, las 27 líneas que opera actualmente Avanza en el Baix Llobregat dieron servicio durante todo el año 2021 a unos 14 millones de pasajeros.

Fuentes del AMB, que tal y como ya anunció únicamente afirma "estar tramitando los mecanismos sancionadores previstos en el contrato", el cual tipifica multas de hasta 900.000 euros por "incumplimientos muy graves", explican que en diciembre y en el ámbito del Baix Llobregat se incorporarán 139 buses nuevos "íntegramente financiados por el AMB".

Rueda deteriorada en un servicio de Avanza en el Baix Llobregat.

/ El Periódico

"Ciudadanos de tercera"

La Plataforma Per Un Bus Digne al Baix Llobregat, integrada por la Plataforma del Transport Públic (PTP), entidades como ECOM o la Federación de Asociaciones Vecinales del Baix Llobregat y los sindicatos CCOO, UGT y CGT, congregaron en julio a unas 400 personas para protestar contra "el envejecimiento, las averías y la suciedad" del servicio.

Lluís Carrasco, portavoz de la Plataforma, incide en la necesidad de buses nuevos "desde ya" por tal de "tener un servicio a la altura del s. XXI y no del s. XX". Lo contrario, apunta Carrasco, es "seguir tratando a los usuarios del Baix Llobregat como ciudadanos de tercera".

La Plataforma es crítica con el AMB como administración competente porque "las inspecciones, si existen, no funcionan", esgrime Carrasco, y con los ayuntamientos del Baix Llobregat, que en un comunicado conjunto exigieron este verano a Avanza tanto aumentar la flota como mayor limpieza en los autobuses.

El AMB, por su parte, anunció las sanciones económicas a la empresa operadora, Avanza, justo antes de la manifestación de la Plataforma Per Un Bus Digne. Por el momento, se desconoce el contenido de dichas sanciones y de las que han impuesto excepcionalmente municipios como Gavà, cuyo consistorio reconoce multas puntuales pero declina comentar el importe de las mismas.

Noticias relacionadas

En Viladecans, otro de los municipios afectados, el Síndic de Greuges local, José Luis Nicolás, activó actuaciones de oficio a raíz de quejas ciudadanas, denuncia que también ha impulsado la sección local de ERC, líder de la oposición.

Lee todas las noticias de L'Hospitalet de Llobregat en EL PERIÓDICO L'Hospitalet

Temas

Barcelonas