Transporte público

Los usuarios de los autobuses que unen el Baix Llobregat y Barcelona se quejan de las condiciones del servicio

Después de semana y media de protestas, el operador ha publicado un comunicado donde explica que van a seguir existiendo incidencias hasta finales del mes de enero

Parada de bus en Gavà donde explican el cambio de operador

Parada de bus en Gavà donde explican el cambio de operador / Ayuntamiento de Gavà

4
Se lee en minutos
Elena Martínez
Elena Martínez

Periodista

ver +

El reciente nuevo operador del servicio de autobuses entre el Baix Llobregat y Barcelona, Avanza, ha recibido varias quejas de los usuarios en las primeras semanas de servicio que afirman que no se está llevando a cabo los horarios ni las mejoras que se comunicaron.

El pasado 26 de diciembre, se puso en marcha Avanza, el nuevo operador del servicio del Transporte Público entre Barcelona y El Baix Llobregat, una compañía perteneciente a Mobility ADO, gracias a la adjudicación en el concurso del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). La operadora lleva diferentes líneas como la L80, E80, L86, E86, N16, N17, N18 i N19 que cubren trayectos entre Castelldefels, Gavà, El Prat de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat.

La adjudicación del contrato se anunció el 30 de julio del 2021, pero hasta el 26 de diciembre del mismo año no se ha puesto en marcha y tiene una duración de seis años con posibilidad de ser prorrogados a cuatro años más. El cambio se anunció como unas “mejoras en las frecuencias de los autobuses” ya que suprimían líneas como la L87 de Viladecans o la L81 en Gavà con el pretexto de que aumentaban la frecuencia a “solo” 15 minutos de espera, cosa que según los usuarios y diferentes fuentes no ha pasado.

"Los autobuses parecen más viejos y destartalados"

Los usuarios han notado estas irregularidades, como es el caso de Borja, que coge de todos los días el L80 o E80 en Viladecans para ir a trabajar y su experiencia con el operador la define como "nefasta", ya que "prometieron muchos cambios y de momento son mucho peores, no pasan cada 15 minutos, pasan cada 30 como el servicio anterior". Hasta afirma que hay autobuses que se pasan paradas y no hacen el trayecto correcto, "he tenido ya varios problemas de impuntualidad y al final he tenido que optar por otros medios de transporte", afirma Borja con enfado.

Otro de los usuarios que coge las líneas E86 o L80 en Viladecans es Jaume, que antes podía coger la L87 que le iba mejor y eso "es un fastidio; el hecho que se hayan cargado varias líneas de autobús perjudica mi puntualidad". En cuanto al aspecto de los autobuses, no son lo "modernos y avanzados" que Avanza prometió sino que "parecen mucho más viejos y destartalados y la seguridad del tema covid brilla por su ausencia". Jaume insiste en la deficiencia del nuevo servicio "lo de que pasan cada quince minutos, a veces si a veces no. En horas puntas el L86 si que pasa, en un principio aunque hay días que no, a veces no ha pasado hasta en una hora".

Usuarios de Twitter también han querido explicar su descontento delante de las promesas no cumplidas y hasta se han hecho 'estudios' para ver si es cierto la puntualidad de las nuevas líneas.

Piden soluciones "a las deficiencias del servicio"

ERC Viladecans ha sido uno de los grupos políticos que se han hecho eco de esta casuística y ha anunciado su descontento con este cambio. Así, el principal grupo de la oposición en Viladecans ha realizado una instancia donde pide al gobierno local (PSC+Comuns) que exija a Avanza y al AMB una solución inmediata "a las deficiencias del servicio".

ERC Viladecans denuncia diferentes irregularidades en el nuevo servicio, como que "no hay comunicación entre los vehículos y la emisora", o que muchos autobuses "no disponen de la mampara homologada" para proteger a los conductores de los usuarios siguiendo el protocolo de seguridad por la pandemia del covid-19.

La concejala de ERC, Myriam Moysett, ha aseverado que "buena parte de los vehículos aportados por la nueva concesionaria provienen del Consorcio Regional de Transportes de Madrid desde donde fueron retirados por incumplir con su plan de calidad, después de superar los 10 años de antigüedad".

Respuesta de Avanza

Después de semana y media de incidencias, el operador ha publicado un comunicado donde explica que van a seguir existiendo incidencias hasta finales del mes de enero y donde lamentan "profundamente las afectaciones y esperamos recuperar vuestra confianza".

De este modo, tal y como detalla el comunicad, las líneas de autobuses E80 y E86 vuelven a la frecuencia de 30 minutos, cuando inicialmente se afirmó que iban cada 15 minutos. Otro de los cambios es la supresión de la línea E97. La línea E98 es la que cubrirá la frecuencia "prometida" y pasará cada 15 minutos, pero solo en las horas puntas de la mañana.

Noticias relacionadas

 Más noticias de Sant Boi , GavàL'Hospitalet y Viladecans  en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Viladecans