29 nov 2020

Ir a contenido

La noche del viernes 13 de noviembre del 2015, cuando pistoleros yihadistas mataron a 130 personas en la sala Bataclan y otros puntos de París, el general sevillano de la Guardia Civil Manuel Navarrete visitaba Irlanda con su esposa. El entonces jefe del área antiterrorista de Europol estaba en su hotel cuando recibió las primeras noticias del terror y el dolor de la capital francesa.