08 jul 2020

Ir a contenido

Se convirtió en estrella pop cumplidos los 30, a lomos de una canción, ‘La flaca’, que durante largos meses las radios no quisieron programar, y se impuso al síndrome del ‘hit’ de temporada haciendo de Jarabe de Palo un vehículo duradero que fue la extensión de su personalidad. Suyo fue el hallazgo de un rock latino de rimas sencillas y ocurrentes, combinando la sensualidad con una filosofía de vida positiva que sirvió luego para arroparle en su trance con la enfermedad. Pero Pau Donés advirtió siempre que el cáncer, que se le diagnosticó en agosto del 2015 [fue finalista el año siguiente a Català de l’Any por su valentía frente a la enfermedad], acabaría ganando la partida, y este martes se hizo triste realidad su pronóstico.