29 nov 2020

Ir a contenido

Durante la primera jornada del juicio por los atentados de Barcelona y Cambrils, ante la negativa del principal acusado, Mohamed Houli Chemlal, a declarar, más allá de mostrarse arrepentido y ratificar sus declaraciones anteriores, la fiscal Ana Noé pidió al tribunal que reprodujera un vídeo que él mismo grabó a sus compañeros de la célula terrorista en la casa de Alcanar. En las imágenes, encontradas en una cámara que los terroristas compraron en París, se ve a varios de ellos preparando explosivos, tanto en cartuchos como en cinturones, y en una habitación aparecen grandes cantidades de la sustancia denominada 'la madre de Satán'. El único participante en la grabación que aún vive es Houli Chemlal, a quien el juez instructor ya mostró estas imágenes en su segunda comparecencia ante él.