30 sep 2020

Ir a contenido

La pandemia de covid-19 ha desencadenado una lucha encarnizada entre Estados por hacerse con un puñado de medicamentos experimentales contra el virus. Y una pugna geopolítica por acaparar una vacuna que todavía no existe. La lucha contra esta crisis sanitaria, pues, también se ha trasladado al terreno económico. Y es aquí donde brotan las preocupaciones sobre el acceso a estos medicamentos. "La pandemia ha recordado que la salud es un derecho humano fundamental. Nadie escoge ponerse enfermo. Y la capacidad de curarse no debería depender ni del dinero ni de la nacionalidad de cada uno", explica la socióloga Irene Bernal, de la oenegé 'Salud por Derecho', una entidad que lleva más de 15 años luchando por el acceso universal a los medicamentos.