Ir a contenido

TECNOLOGÍA

Patrocina:

Robots que aprenden y recuerdan como nosotros

El neurocientífico Simon Thorpe ha creado un algoritmo para que las máquinas asimilen de manera espontánea

La tecnología imita los procesos que tienen lugar en el cerebro humano al adquirir nuevos conocimientos

El neurocientífico Simon Thorpe, creador de un algoritmo para que los robots aprendan.

El neurocientífico Simon Thorpe, creador de un algoritmo para que los robots aprendan.

En sus publicaciones, el científico Isaac Asimov se preguntaba qué pasaría cuando las máquinas fueran capaces de pensar por sí mismas. Por otro lado, Philip K. Dick, en su obra 'Sueñan los robots con ovejas eléctricas' dibuja un universo en el que pueden generar sus propios recuerdos. Lo que era ciencia ficción, hoy se ha convertido realidad.

El neurocientífico Simon Thorpe ha analizado el funcionamiento de las redes neuronales del cerebro y las respuestas que emiten al aprender. Thorpe francés sostiene que los humanos podemos adoptar nuevos comportamientos sin etiquetar ni clasificar las cosas, es decir, de forma espontánea. Su objetivo es que las máquinas también lo hagan.

El experto francés ha llevado a cabo su proyecto como director del Centre Reserche Cerveau & Cognition (Cerco) de Toulouse y ha compartido la investigación con Brainchip, una firma de Inteligencia Artificial que genera software y hardware para vigilancia civil o videojuegos, entre otros sectores.

Sin necesidad de ser programados

Cerco ha aportado su tecnología JAST, un algoritmo que completa los métodos tradicionales de aprendizaje. Así, las máquinas utilizan muchas redes neuronales para mejorar el reconocimiento de voz o el procesamiento del lenguaje y aprenden sin necesidad de que tengan que ser programados para ello.

Para desarrollar el proyecto, Thorpe ha analizado cómo el cerebro procesa de manera visual las distintas escenas y aprende de ellas, y ha trasladado este método a los robots. Por su parte, Branchip quiere incluir la tecnología JAST en su procesador neuronal Spiking. La empresa ya comercializa unas nuevas redes neuronales de IA que imitan el funcionamiento del cerebro humano.

Superar la inteligencia humana

El neurocientífico francés afirma que la evolución de las técnicas de aprendizaje automático es esencial para la creación de máquinas que igualen o superen nuestra inteligencia. Aun así, alejándose del alarmismo, Thorpe no piensa que esto haga peligrar a los humanos. Al contrario, considera que nos beneficiará.

“La riqueza en la economía procede de que las personas hagan lo que de verdad quieren hacer”, sostiene. Además, afirma que con la Inteligencia Artificial, los robots realizarán las labores repetitivas, como conducir o hacer la compra. Así, los humanos podremos elegir y dedicarnos a lo que nos gusta en cada instante.

Fuente: Opinno, editora de MIT Technology Review en español

Más información

Temas: Robots