Lesiones visibles

¿Cómo se ha hecho la princesa Leonor esas heridas en la mano izquierda?

La princesa Leonor (derecha, con visibles heridas en su mano izquierda) y su hermana Sofía, en el Palacete de Albéniz de Barcelona, este lunes.

La princesa Leonor (derecha, con visibles heridas en su mano izquierda) y su hermana Sofía, en el Palacete de Albéniz de Barcelona, este lunes. / Efe / Andreu Dalmau

1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

La princesa Leonor ha mantenido este lunes, junto a los Reyes y la infanta Sofía, el tradicional encuentro con premiados por la Fundación Princesa de Girona (FPdGi), como prólogo a la ceremonia de entrega de los galardones en el Museo de las Aguas de Cornellà del Llobregat (Barcelona).

El Palacete Albéniz, la residencia oficial de la Familia Real en Barcelona, ha sido el escenario de la cita, en la que la heredera al trono ha vuelto a ser el foco de atención después de que este domingo protagonizara su primera visita a Girona, de la que también es princesa, en la localidad de Figueres para ver el Museo Dalí con su hermana.

Y si en la visita al Museo Dalí la princesa de Girona fue blanco de todas las miradas por el vestido midi anudado a la cintura y con estampado floral, diseñado en blanco y rojo, en el encuentro en el Palacete Albéniz lo ha sido por la herida que llevaba en la mano izquierda, concretamente en los nudillos.

Heridas visibles

La joven de 16 años no ha podido ocultar la gran lesión que luce en su mano izquierda, que le abarca al menos tres dedos, y numerosos ha sido los medios de comunicación y las personas anónimas que se han cuestionado a qué pueden deberse. Y más, teniendo en cuenta que llevaba una especie de crema sobre las heridas.

Noticias relacionadas

La gran mayoría de la gente ha pensado que se trataba de una gran quemadura que afectaba a sus dedos anular, corazón e índice. 'Vanitatis' ha contactado con la Casa Real para preguntar el origen de estas lesiones, que no ha dado muchas explicaciones y se ha limitado a decir que se trata de "una simple raspadura".


/

Lo cierto es que, ya sea por haberse quemado con algo o por tratarse de una caída o roce, las heridas de Leonor eran recientes, puesto que la crema era visible durante la la visita al Museo Dalí del domingo y porque no se le había formado todavía costra o cicatrización.