Problemas de salud

Hospitalizado Travis Barker, marido de Kourtney Kardashian: "Que dios me salve"

El batería de Blink-182 fue trasladado de urgencia en ambulancia al centro médico de Cedars-Sinai

Travis Barker junto a su mujer, Kourtney Kardashian.

Travis Barker junto a su mujer, Kourtney Kardashian. / INSTAGRAM

1
Se lee en minutos
El Periódico

El pasado martes unas fotografías en las que se veía a Travis Barker siendo trasladado en ambulancia, encendían las alarmas sobre su estado de salud.

El batería de Blink-182 comenzó a padecer fuertes dolores y calambres, por lo que decidió acudir al Hospital de West Hills, en Los Ángeles, pero tras someterse a una serie de pruebas, los médicos recomendaron su traslado a Cedars-Sinai, un centro médico especializado donde lleva ingresado desde entonces.

El diagnóstico apunta a que Barker sufre de pancreatitis, una inflamación del páncreas que provoca intensas molestias abdominales, náuseas y a veces vómitos. Aunque es una enfermedad para la que hay tratamiento si se detecta a tiempo, existe el riego de que sea una infección crónica, en cuyo caso no se cura o ni mejora. Por eso sus familiares y seres queridos se han mostrado tan preocupados con la situación.

Plegarias por su padre

Fue su hija de 16 años, Alabama, la que pidió a sus seguidores a través de Instagram que "les mandaran sus plegarias". Y el propio Barker había tuiteado horas antes la frase "Dios, sálvame".

Noticias relacionadas

Una fuente cercana a Barker cuenta a la revista 'People' que la mujer del artista, Kourtney Kardashian, estuvo a su lado en todo momento, incluso durante el traslado al hospital, mientras él iba tumbado en la camilla. "Kourtney estuvo muy preocupada ayer. Los dos lo estaban", aseguró.

El batería sigue recuperándose en el centro médico, donde aún tiene por delante unos días de pruebas y exámenes con los que se espera determinar qué tipo de tratamiento deberá seguir.

Temas

Famosos