Caso Epstein

Ghislaine Maxwell, declarada culpable de cinco delitos de tráfico sexual de menores

  • Un jurado condena a la expareja del Epstein por participar y conspirar en su trama de abusos

  • El más grave de los cinco cargos conlleva una pena máxima de 40 años de cárcel

Ghislaine Maxwell, culpable de tráfico de sexo con menores. / AFP / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

Ghislaine Maxwell, la mujer de 60 años que fue pareja y socia del financiero Jeffrey Epstein, ha sido condenada este miércoles por un jurado en Nueva York por cinco de los seis cargos que enfrentaba por conspirar y participar con él durante una década en su trama de abusos sexuales a chicas menores. La magistrada Alison Nathan no ha fijado la vista para la sentencia pero el más grave de los cargos de los que ha sido declarada culpable, el de tráfico sexual de una de las cuatro menores sobre cuyos abusos se ha construido el caso, conlleva una pena máxima de hasta 40 años de cárcel y en total enfrenta un potencial de 65 años en prisión. La defensa ya ha anunciado que prepara una apelación.

Los seis hombres y seis mujeres del jurado federal escucharon en el proceso que se inició el 29 de noviembre en un tribunal federal de Manhattan a 32 testigos, incluyendo esas cuatro mujeres que eran menores cuando fueron víctimas de Maxwell y Epstein, que oficialmente se suicidó en una celda en agosto de 2019 cuando esperaba su juicio y nunca llegó a sentarse en el banquillo por sus crímenes.

Tras 40 horas de deliberaciones en seis días, han alcanzado el veredicto unánime en el que solo han declarado inocente a Maxwell de uno de los cargos, el de “seducir” a una de las menores para viajar con intención de involucrarla en actividad sexual ilegal.

"Depredadora sofisticada"

El jurado se ha alineado con su veredicto con los argumentos finales que hizo una de las representantes de la fiscalía, Alison Moe, que aseguró que Maxwell fue “una depredadora sofisticada que sabía exactamente lo que estaba haciendo y manipuló a las víctimas y las preparó para el abuso sexual” que cometió Epstein.

El gobierno había denunciado también que en muchos casos las menores eran particularmente vulnerables por situaciones familiares y que era Maxwell quien “intentaba normalizar” esos abusos, una afirmación que ratificaron durante el juicio los testimonios de las víctimas.

En esas declaraciones contaron cómo Maxwell les preparaba con lecciones e instrucciones para dar masajes a Epstein, masajes que a menudo acaban en tocamientos sexuales y por el que el financiero pagaba cientos de dólares. Dos de ellas, que tenían solo 14 años cuando empezaron los abusos sexuales, declararon que Maxwell estaba a veces presente cuando sucedieron los abusos y, en el caso de una ellas, como Maxwell llegó a tocarle directamente el pecho.

La mujer también organizaba en ocasiones los vuelos y otros detalles de viaje de las jóvenes a las residencias de Epstein en Palm Beach (Florida), Nueva York y Nuevo México. Esas casas fueron los epicentros, junto a su mansión en su isla privada en el Caribe, de las supuestas fiestas sexuales y orgías con chicas jóvenes que organizaba el financiero, en cuya agenda social estuvieron prominentes políticos como Bill Clinton y Donald Trump, destacadas personalidades del mundo empresarial y académico como Bill Gates y el profesor de Harvard Alan Dershowitz y otras celebridades y personalidades, como el Príncipe Andrés, que enfrenta una demanda civil de Virginia Giuffre, una joven que denuncia que fue "esclava sexual" de Epstein y obligada a mantener relaciones con el hijo de Isabel II. Ese caso tiene una vista prevista la próxima semana, cuando también se hará público por decisión judicial un acuerdo que alcanzaron en 2009 Epstein y Giuffre para sellar otra demanda civil.

Poder y conexiones

Damian Williams, fiscal de la oficina del fiscal del distrito sur de Nueva York que ha llevado el caso contra Maxwell, ha emitido un comunicado alabando el veredicto unánime de culpabilidad en esos cinco cargos que, ha dicho, representan “uno de los peores crímenes imaginables”. “El camino hasta la justicia ha sido demasiado largo pero hoy se ha hecho justicia”, ha declarado el fiscal, que ha agradecido la “valentía” de las víctimas y ha asegurado que su oficina ”siempre luchará para asegurar que nadie está por encima de la ley, no importa lo poderoso que sea o bien conectado que esté”.

Noticias relacionadas

La defensa de Maxwell, que fue arrestada en verano del año pasado tras haberse refugiado en una propiedad en Nuevo Hampshire y se había declarado inocente de todos los cargos, había tratado de argumentar que su clienta estaba siendo perseguida por los crímenes por los que no se pudo llegar a juzgar a Epstein y defendía que la relación que tuvo con él “quizá fue el mayor error de su vida, pero no fue un crimen”. En el proceso los abogados intentaron también minar la credibilidad de las víctimas, poniendo en duda la fiabilidad de sus memorias, sugiriendo que fueron influenciadas por el gobierno para señalar a Maxwell y apuntando a la posibilidad de que les movieran intereses económicos, pese a que las mujeres ya han cobrado dinero del fondo de compensación de víctimas que se estableció tras la muerte de Epstein.

Apelación

Tras conocerse el veredicto de este miércoles Bobbi Sternheim, principal abogada de Maxwell, ha hecho una breve declaración a las puertas del tribunal. "Creemos firmemente en la inocencia de Ghislaine. Obviamente estamos muy decepcionados con el veredicto. Hemos empezado ya a trabajar en la apelación y confiamos en que será vindicada", ha dicho, las mismas palabras exactas que ha usado la familia de Maxwell en un comunicado.