09 ago 2020

Ir a contenido

SEGUNDO DÍA DE JUICIO EN LONDRES

Johnny Depp acepta ser un "borrachuzo", pero no un "monstruo"

El actor niega haber abofeteado a su exmujer, la actriz Amber Heard

Agencias

El actor Johnny Depp.

El actor Johnny Depp. / EFE / NEIL HALL

Johnny Depp negó este miércoles en el Tribunal Superior de Londres, haber abofeteado a su exmujer Amber Heard después de que él se enojó porque ella se había burlado de él por uno de sus tatuajes. El actor, de 57 años, rechazó que se le califique de "monstruo", aunque aceptó sus problemas con el alcohol y las drogas. 

Al presentar pruebas en el segundo día del juicio por difamación contra el tabloide británico 'The sun', el abogado del periódico, Sasha Wass, le preguntó al actor sobre un incidente en la casa de Heard en marzo del 2013 cuando "se cayó del coche" y alegó que la había golpeado.

El letrado explicó que Depp, que había comenzado a beber nuevamente después de meses de haberlo dejado, se enojó cuando Heard se rió de la modificación en uno de sus tatuajes "Winona para siempre", en referencia a su exnovia, la actriz Winona Ryder. Cuando acabó la relación con ella, retocó el tatuaje y lo dejó en "Wino forever", lo que en inglés coloquial significa "borrachuzo para siempre". Luego la abofeteó tres veces porque inicialmente no había reaccionado, dijo Wass. "Ese no es el caso, eso es falso. No pegué a Heard", respondió Depp, que añadió: "No recuerdo  ninguna discusión sobre  mis tatuajes".

"Ataques de ira"

Depp demandó al editor de 'The Sun', News Group Newspapers, y a su editor ejecutivo, Dan Wootton, por un artículo que escribió en el que calificó al actor de "golpeador de esposas", según las acusaciones de su exmujerEl periódico dice que su versión es cierta y que Heard, de 34 años, asegura que Depp la golpeó, abofeteó y pateó durante violentos ataques de ira, provocados por los celos y alimentados por el alcohol y las drogas, lo que la hizo temer por su vida.

En su declaración ante el tribunal, Depp, de 57 años, acusó a Heard, quien también asistió al juicio, de mentir, diciendo que lo había atacado, cortándole el dedo con una lata y alegó que su exmujer y una de sus amigas defecaron en su cama, y la culpó también de tener relaciones con el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, y el actor James Franco. 

Entre las pruebas presentadas ante el tribunal se encontraba una descripción detallada del consumo excesivo de alcohol y drogas de Depp, y el actor afirmó que había probado "todas las drogas conocidas por el hombre" y contó que le había introducido a su hija de 13 años a la marihuana, diciendo que quería asegurarse de que la droga fuera de buena calidad y que estuviera en un ambiente seguro cuando la probó, y que el cantante Elton John lo había ayudado a tratar sus adicciones.