Ir a contenido

DEMANDA AL 'MAIL ON SUNDAY'

Enrique y Meghan le declaran la guerra a la prensa sensacionalista

"Mi miedo es que la historia se repita", estalla el príncipe Enrique recordando el acoso mediático que sufrió su madre

El Periódico

Meghan y Enrique, en la última visita de su gira sudafricana, a una fundación en el municipio de Tembisa.

Meghan y Enrique, en la última visita de su gira sudafricana, a una fundación en el municipio de Tembisa. / EFE / EPA / FACUNDO ARRIZABALAGA

Meghan Markle, la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra, ha interpuesto una demanda contra el periódico 'Mail on Sunday' por la publicación de una carta privada que sus abogados dijeron que era "ilegal".

El duque de Sussex ha estallado contra la prensa sensacionalista de su país y, recordando el acoso mediático que sufrió su madre, la princesa Diana de Gales, ha emitido una larga y emotiva declaración en defensa de Meghan y anunciando acciones legales contra el tabloide y su empresa matriz, Associated Newspaper, por lo que ha tildado como "intimidación" por parte de algunas secciones de la prensa británica.

"Aunque esta acción puede no ser segura, es la correcta", comienza el texto. "Mi mayor temor es que la historia se repita. He visto lo que sucede cuando alguien a quien amo se convierte en mercancía, hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo cómo mi esposa es víctima de las mismas fuerzas poderosas".

Lady Di se convirtió en una de las mujeres más fotografiadas del planeta después de casarse con su padre, el heredero del trono británico, el príncipe Carlos. Diana murió en un accidente de coche en París en agosto de 1997, después de un persecución con paparazzi a toda velocidad por las calles de la capital francesa. Su funeral fue visto por cientos de millones de personas en todo el mundo.

Schillings, la firma de abogados que representa a Markle, describió la publicación de su carta -dirigida a su progenitor, Thomas Markle, poco después de su boda con Enrique, en el 2018, según apunta 'The Guardian'- como parte de una "campaña de este grupo de medios para publicar historias falsas y deliberadamente despectivas sobre ella, así como sobre su esposo".

Following our tradition of rotating the accounts we follow on a monthly basis, for the month of October we are celebrating “community.” • Over the last week on their official tour to Southern Africa, The Duke and Duchess have had a poignant reminder of the importance of community - the sense of support and togetherness that is felt from feeling like you are a part of something that respects difference but also celebrates shared values for the greater good. Please let us know the favourite organisation in your community - one you enjoy volunteering for, or that makes you proud to be a part of - one that supports you personally in your everyday life, and that defines what you feel community is all about. Based on your suggestions we will then choose our new accounts to follow for October. Thanks so much and thanks for being a part of the Sussex community! Photo ©️ High Commission

Una publicación compartida de  The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el 

"Este comportamiento destruye vidas"

El príncipe describe que el acoso contra Meghan se ha recrudecido durante este último año, mientras el embarazo de su esposa y la posterior crianza de su hijo, Archie.

Comunicado de los duques de Sussex

"Como pareja, creemos en la libertad de los medios y el reporterismo honesto y objetivo. Lo consideramos una piedra angular de la democracia y, en el estado actual del mundo, a todos los niveles, nunca hemos necesitado de forma tan notable a unos medios responsables", empieza el texto. "Desafortunadamente, mi esposa se ha convertido en una de las últimas víctimas de una prensa británica de tabloides que organiza campañas contra individuos sin pensar en las consecuencias -una campaña despiadada que se ha incrementado a lo largo del último año, durante su embarazo y mientras criamos a nuestro hijo recién nacido"
 

"Hay un coste humano para esta propaganda incansable, específicamente cuando se sabe que es falsa y maliciosa. Y pese a que hemos seguido poniendo buena cara, y es algo con lo que muchos podéis empatizar, no puedo empezar a describir lo doloroso que ha sido. Porque en la era digital de hoy en día, las invenciones de la prensa son reutilizadas como verdad a lo largo del planeta. La cobertura de un día ya no es el papel de usar y tirar del día siguiente. Hasta ahora, hemos sido incapaces de corregir las continuas tergiversaciones, algo de lo que algunos de estos medios eran conscientes y por tanto explotaron de forma diaria e incluso a cada hora".
 

"Para este grupo selecto de medios, esto es un juego. Uno que no hemos estado dispuestos a jugar desde el principio. He permanecido como testigo silencioso del sufrimiento [de Meghan] durante demasiado tiempo. Dar un paso atrás y no hacer nada estaría en contra de todo en lo que creo. Esta particular acción legal se centra en un solo incidente en un largo y preocupante patrón de comportamiento por parte de los tabloides británicos".
 

"El contenido de esa carta privada fue publicado de forma ilegal y con una intención destructiva para manipularte a ti, el lector, y avanzar la agenda con la que ese medio en cuestión pretende dividirnos. Además de la publicación ilegal de ese documento privado, os engañaron de forma intencionada omitiendo de forma estratégica algunos párrafos, frases específicas e incluso palabras concretas para enmascarar las mentiras que perpetuaron durante más de un año".
 

"Llega un punto en el que lo único que queda hacer es plantarle cara a este comportamiento porque destruye a personas y destruye vidas. Simple y llanamente, es 'bullying', algo que atemoriza y silencia a la gente. Todos sabemos que esto no es aceptable a ningún nivel. No podemos creer ni creeremos en un mundo donde no se asumen responsabilidades por esto. Pese a que esta acción legal no sea la más segura, es la correcta. Porque mi mayor miedo es que la historia se repita".

'Mail on Sunday' aún no hecho declaraciones al respecto.

El bufete Schillings ha confirmado que la demanda ha sido sufragada "en privado" por los duques de Sussex.

Doble rasero

La pareja real ha estado de gira por el sur de África junto con su bebé. El príncipe visitó el mismo proyecto de erradicación de minas terrestres en Angola que Diana visitó tan solo unos meses antes de morir.

El príncipe, de 35 años, nieto de la reina Isabel y sexto en la línea del trono, asegura que esta acción legal la emprendes tras un proceso de muchos meses. También se refiere en el comunicado al "doble rasero" de la prensa sensacionalista, que si bien han criticado a la pareja en algunos artículos durante los últimos meses, después han dado una cobertura muy positiva de su gira por África.

"Es la misma mujer que era hace un año el día de nuestra boda, así como es la misma mujer de nuestro viaje africano", remacha Enrique.