Ir a contenido

VISITA A LOS SOBERANOS

Ona Carbonell exhibe su reinado en la Zarzuela

La supercampeona de natación sincronizada visita a los Reyes y expresa su ambición para los JJOO de Tokio

Los Reyes reciben a Ona Carbonell. / FERNANDO VILLAR (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

Ona Carbonell, la nadadora más laureada de la historia de España, ha declarado que todavía le quedan muchos retos por cumplir entre ellos conseguir un medalla de oro en los Juego Olímpicos.

"Me encantaría conseguir un oro olímpico, que sé que es muy difícil, pero nada es imposible, siempre hay que luchar para conseguir lo más alto. Siempre sueño por todo lo alto pero luego hay que estar ahí, hay que competir bien y hay que seguir trabajando sobretodo. No hay magia, todo es trabajar, trabajar y trabajar" ha declarado la nadadora, a la salida de la recepción con los Reyes en en la Zarzuela.

Carbonell, que mostró a los reyes las tres medallas conseguidas en el Mundial de Natación de Gwangju, en Corea del Sur (dos de plata en las pruebas de solo artístico y solo técnico, y un bronce en 'highlight' por equipos, que la convierten, con 23, en la nadadora que más veces ha subido al podio en la historia de los Mundiales) afirmó: "Ahora toca descansar. Tengo que aprender a desconectar y a disfrutar de las vacaciones y poner el objetivo a Tokio (donde se disputarán el año próximo los Juegos Olímpicos)", ha añadido.

El verano y el futuro

Preguntada por su futuro, la nadadora barcelonesa, de 29 años, ha comentado: "Todavía me quedan retos por conseguir, tengo todavía mucho por aprender de mis entrenadoras, de mi compañeras de equipo, de mis rivales, siempre se puede mejorar. Creo que esta ambición es lo que hace superarme cada día y seguir trabajando al máximo. Aunque el camino es muy duro".

Ona Carbonell está, ahora mismo, volcada en sus proyectos de campamentos de verano con niñas y adolescentes en su club, en Sabadell y en La Garriga, cerca de Barcelona, donde invita a otras nadadoras y campeonas del mundo, como la francesa Virginie Dedieu y la rusa Vlada Chigireva a compartir sus experiencias.

"Me lo tomo como una responsabilidad. Para las niñas hay que ser un ejemplo y no basta con ganar medallas. Hay que ser una persona educada, respetuosa, llegar puntual a los entrenamientos, ser una persona trabajadora... y todos estos valores son los que me han formado y me han hecho la mujer que soy y los que intento transmitir, así que le agredezco eso al deporte. Intento transmitir la excelencia pero también todos los valores que el deporte me ha enseñado fuera del agua", ha añadido.