Ir a contenido

EPISODIO DOLOROSO

Melinda Gates revela que fue víctima de abusos en 'No hay vuelta atrás'

La filántropa dedica su libro al empoderamiento femenino en el que hace un repaso de su vida antes y después de casarse con el fundador de Microsoft

Mireya Roca

Melinda y Bill Gates.

Melinda y Bill Gates. / INSTAGRAM

La mujer de Bill Gates, Melinda French (Dallas, 15 de agosto de 1964) acaba de publicar No hay vuelta atrás. El poder de las mujeres para cambiar el mundo (Editorial Conecta). Un libro dedicado al empoderamiento femenino en el que hace un repaso a su vida antes y después de casarse con el fundador y presidente de Microsoft.

"Pronto vi que, si lo que pretendemos es ocupar nuestro lugar como iguales en relación con los hombres, no lo conseguiremos conquistando nuestros derechos uno a uno o paso a paso; conquistaremos nuestros derechos en oleadas cuando logremos estar empoderadas", escribe en el ejemplar. La empresaria asegura que su recorrido como defensora de los intereses humanos empezó con la planificación familiar, y continuó con otros temas para ayudar a las mujeres y niñas más necesitadas. 

La necesidad de dejar su testimonio por escrito

Además, en uno de los capítulos, Melinda da a conocer uno de los episodios más duros de su vida. La  estadounidense, de 54 años,relata que fue víctima de maltrato durante una relación previa a su matrimonio con Bill Gates y que, a pesar de que aquella pareja no duró mucho tiempo, años después sufrió secuelas. 

"Nunca antes había hablado de ello públicamente. Anuló mi voz y mi autoestima", ha reconocdo en una entrevista con The New York Times. A pesar del tiempo transcurrido, incluso le ha costado admitirlo ante las personas más cercanas, tanto que a muchas se lo ha contado hace poco tiempo. Y, sin embargo, veía necesario dejar su testimonio por escrito. "La razón es que muy pocas personas entienden cuántas mujeres han pasado por esto. El número de quienes han padecido abusos ​​es increíble", sentencia. 

 

La reconocida filántropa, que ha contribuido a denunciar el desequilibrio existente en sueldos y el poder de las mujeres respecto de los hombres en Silicon Valley, reconoce que este tipo de abusos pueden suceder indepèndientemente de la formación o la posición social que se tenga. "Sentí que era importante decir eso en el libro para que la gente lo entienda, sí, esto le puede pasar a cualquiera". La escritora no da demadiados detalles de su exnovio ni de lo que sucedió, y también ha explicado esta decisión. "Esta persona todavía está viva. Tiene una madre y un padre. Tiene hermanas y otros miembros en su familia. Así que pensé que era importante para mí compartir exactamente lo que compartí y nada más. No es un tema fácil para ninguno de nosotros", apunta. 

Melinda empezó a trabajar para Microsoft recién graduada por la Universidad de Duke. Faltó tiempo para que su jefe se acercara a pedirle una cita, durante un picnic organizado por la compañía. A la madre no le hacía gracia que tuviera una relación sentimental con el principal ejecutivo. Pasaron siete años hasta que en 1994 se casaran en la isla hawaiana de Lanai.

Sin embargo, esta ingeniera dejó de diseñar productos informáticos para dedicarse a criar a sus hijos, y en paralelo, iniciar una labor de cooperación con las mujeres y las niñas de los países más desfavorecidos del mundo y tratar de combatir lacras como la muerte infantil, los embarazos adolescentes, el matrimonio forzado, la mutilación genital y la invisibilidad de la mujer.

Mente brillante y generosa

En más de una ocasión, la esposa de Gates ha contado que lo que más le atrajo de Bill fue su mente brillante y su curiosidad. También su sentido del humor pero especialmente su generosidad. Fue en un viaje a África, en 1993, cuando decidió ayudar a los más vulnerables. “No era justo que tuviéramos tanta riqueza cuando miles de millones de personas tienen tan poco”, expresó la pareja en una de las cartas de la Fundación, en la que exponen sus objetivos.

Y es que el matrimonio Gates posee una de las mayores fortunas del planeta, con un patrimonio de 81.800 millones de euros, se ha convertido en los principales impulsores de la filantropía a nivel mundial.

A través de su fundación han realizado cuantiosas donaciones. Una de las más comentadas fue en el 2018, cuando donaron cerca de 900 millones de euros para combatir la malaria. En total, se calcula que han invertido más de 34.000 millones de euros en causas benéficas. Además, la pareja fundó el proyecto The Giving Pledge,cuyo objetivo es que las familias más acaudaladas se comprometan a donar al menos la mitad de su patrimonio en vida o cuando fallezcan. 

El pasado mes de enero, Melinda y Bill Gates celebraron sus bodas de plata."25 años y tres niños (Jennifer Katharina, Phoebe Adel y Rory John) después, seguimos riéndonos a carcajadas", tuiteó Melinda para felicitar a su marido  en el aniversario de boda. El mensaje lo acompañó con una imagen en blanco y negro tomada en el momento que cortan el pastel nupcial el día 1 de enero de 1994. Él le respondió: "No puedo esperar a pasar otros 25 años riendo juntos".

Temas: Bill Gates