Ir a contenido

REVELACIÓN DE IMPACTO

Liam Neeson confiesa que quiso matar a "un negro" para vengar una violación

El actor matiza que no es racista y que se avergüenza de haber recorrido las calles durante una semana con una barra buscando un culpable

EL PERIÓDICO

El actor norirlandés Liam Neeson, en una imagen del 2016.

El actor norirlandés Liam Neeson, en una imagen del 2016. / AP

El actor británico Liam Neeson (66 años) ha levantado polémica al explicar en una entrevista publicada este lunes por el diario The Independent  que hace tiempo salió a la calle varios días buscando pelea con algún "negro" para matarlo en venganza por la violación de una mujer. Aunque al día siguiente, martes, ha asegurado, en una entrevista en Good morning America: "No soy racista". Y ha confesado que había visitado a un sacerdote para hablar sobre el indicente y deshacerse de esos sentimientos. Asimismo, ha justificado su reacción porque pensaba que así estaba defendiendo el honor de su amiga y daba gracias de que no hubiera habido violencia. 

En el transcurso de la entrevista, el actor ha contado: "Me criaron en Irlanda. Eran los años 60, 70 y 80. Había una guerra en el norte de Irlanda y cada día sería asesinado un católico y un protestante. Crecí rodeado de eso, pero yo no formaba parte de eso". "Todos pretendemos ser políticamente correctos. En este país y en el mío, a veces rascas la superficie y descubres ese racismo y fanatismo", se ha justificado.

Y para ilustrar esa idea ha explicado algo que le había sorprendido cuando estaba rodando La lista de Schindler. "Recuerdo haber escuchado comentarios de conductores que nos llevaban al set pensado: '¿Estoy oyendo bien? ¿Este tipo le está haciendo comentarios contra los judíos a un tipo que interpreta a Schindler?'. Y veía esvásticas en las paredes pintadas por personas que sabían que íbamos al set".

Instinto primario

En la entrevista que le habían realizado el lunes en The independent, el actor, que está de promoción de la película Venganza bajo cero , en la que interpreta a un personaje que quiere vengarse de la muerte de su hijo, había reflexionado sobre las cosas que pueden despertar ese instinto. "Existe algo primario. Dios no quiera que algún miembro de tu familia resulte herido en circunstancias criminales". Y acto seguido avanzó que iba a contar una historia "real".

Y fue entonces cuando narró ese episodio en el que él había tenido ese sentimiento al enterarse que una mujer que conocía había sufrido una violación.  "Yo le pregunté: ¿Sabes quién fue? No. ¿De qué color era? Ella dijo que fue un negro", rememoró. "Me costó una semana, quizá una semana y media, superarlo. Ella me decía: '¿A dónde vas?', y yo lo decía: 'Voy solo a dar una vuelta'", agregó el actor, que considera "horrible" lo que hizo.

"Recorrí arriba y abajo algunas zonas llevando una barra, deseando que alguien se me acercara. Estoy avergonzado de decir esto. Lo hice durante quizá una semana, esperando que un negro cabrón saliera de un pub y se encarase conmigo por algo, ¿sabe? Para poder matarlo", relata Neeson.

Declaraciones polémicas

El actor, que nació en Irlanda del Norte pero además de la británica tiene la nacionalidad estadounidense, ya estuvo en el ojo del huracán hace unos meses por otras declaraciones polémicas contra el movimiento #Metoo, al que acusó de ser "una pequeña cacería de brujas". "Hay algunas personas famosas que, de repente, han sido acusadas de tocar la rodilla de una chica o algo así y han sido retirados de sus programas", denunció el actor en The Late Late Show de RTE, en enero, en referencia a las acusaciones de abusos recibidas por su compañero Dustin Hoffman.